El paro repuntó en el Reino Unido, sobre todo en los más jóvenes

Luego de un pequeño pero evidentemente inestable respiro, el paro volvió a cobrar fuerzas en el Reino Unido, y de manera evidente y preocupante en la franja etaria que va hasta los 24 años.

Hay según los analistas laborales que se ocupan del tema más de un millón de jóvenes con edades menores a ésta que no encuentran trabajo, siendo la cifra más alta de los últimos quince años.

Esta situación amenaza con dejar al Reino Unido con una nueva “generación perdida”, en medio de la peor crisis económica y de empleo de los últimos 50 años. El nivel de desempleo se sitúa al cabo del primer semestre del 2.009 en 2,4 millones de personas, y de ellas el 42% resultan ser menores de 24 años.

Con esta cantidad de parados, la tasa se incrementa hasta el 7,8%, la cifra más alta desde 1.995.

La mayor preocupación tanto del gobierno como de los sindicatos y los propios analistas laborales es que se disparó la cantidad de jóvenes desempleados, lo cual desmotiva a miles de estudiantes que están convencidos de que al terminar sus carreras no podrán insertarse en el mercado laboral, y esto se suma al ya de por sí escaso interés que muestra la juventud británica por seguir con estudios superiores una vez concluidos sus estudios de grado.

La tasa de abandono de los estudios del Reino Unido es una de las más altas de toda la Unión Europea, lo que bien podría tomarse como una hipoteca a futuro difícil de remontar.

Los sindicalistas más representativos de Inglaterra, como Brendan Barber, el secretario general del Congreso de Sindicatos, acusa al gobierno de no hacer todo lo que debería para asegurar el empleo, y pronostica que de esta forma se corre el riesgo de que una generación completa de jóvenes, que no sería la única en las últimas décadas, quedara marcada para siempre por el desempleo y la desesperanza.

Otro dato que marca la crisis laboral en el Reino Unido es la subida en casi 25.000 personas de los susidios por desempleo, con lo que el total ya asciende a prácticamente 1.600.000 personas, el peor dato de los últimos doce años.

En representación del gobierno, el Ministro de Empresas Peter Mandelson reconoció los graves problemas de empleo que atraviesan las islas Británicas y calificó el nivel de desempleo como “inaceptable”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies