La recesión en México se agrava por la caída de la producción petrolera y las ventas a los Estados Unidos

La recesión que viene sufriendo México al igual que todos los países de la región como consecuencia de la crisis económica global, podría agravarse todavía más por la caída en la producción y los precios internacionales del petróleo hasta transformarse en la peor recesión en casi cuarenta años.

Esto es lo que se desprende de las declaraciones que hizo hace pocos días el Secretario de Hacienda Agustín Carstens.

En estos momentos México es el tercer exportador de petróleo a los Estados Unidos, pero las reservas de crudo están disminuyendo a grandes pasos y la estatal Petróleos Mexicanos no tuvo suficiente reacción desde hace ya unos cuantos años como para iniciar nuevas exploraciones en aguas profundas.

La otra gran petrolera mexicana, la compañía mixta Pemex, extrae hoy en día 2.600.000 barriles diarios, 200.000 menos que los que extraía el año pasado, y según le informó Carstens a un comité especialmente formado en el Senado mexicano, para el 2.010 esperan disminuir aún más la producción, hasta llegar a los 2.500.000 barriles por día.

La producción petrolera tiene una importancia fundamental en la economía mexicana, si se tiene por ejemplo en cuenta que con la actual caída de la misma, los ingresos por la venta del crudo financiaron en los últimos tiempos más del 40% del presupuesto del Gobierno mexicano.

Éste protegió los ingresos que provienen de la comercialización del crudo al fijar el precio del barril en 70 dólares, pero esos precios ya se consideran inalcanzables para el 2.010.

Carstens pronosticó que el crudo el año próximo tendrá un precio de exportación que difícilmente supere los 55 dólares por barril.

El Secretario de Hacienda explicó que se combinan la caída en el ingreso con la de la producción, para hacer que México no se esté recuperando de la crisis con el ritmo que sería de esperar. Todavía en el 2.010 la recuperación será más lenta que en la mayoría de los países del mundo, esperándose para ese año un crecimiento de alrededor del 3%, frente al 7,5% de caída que se pronosticó para el 2.009.

El 80% de las exportaciones de crudo van actualmente a los Estados Unidos, y la desaceleración de la economía de ese país perjudicó notablemente las cuentas de su vecino.

La otra gran fuente de ingresos desde el exterior, que son las remesas que los mexicanos que viven en otros países envían a sus familiares en el país, también cayeron en el segundo trimestre del 2.009 casi un 20% comparadas con el mismo trimestre del año anterior, lo que agrava más la situación del flujo de dinero hacia las arcas del gobierno mexicano.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies