El Gobierno de Paraguay no es optimista con los índices de pobreza

Por efectos de la recesión que está todavía provocando esta crisis económica global, el gobierno de Paraguay estima que el índice de pobreza que desde hace ya varios años es uno de los principales problemas que deben enfrentar las autoridades paraguayas puede llegar a cifras inéditas en los próximos meses de alrededor del 40%.

Esto lo informó la semana pasada el Ministro de Hacienda del gabinete de Fernando Lugo, Dionisio Borda, a la emisora radial Primero de Marzo, una de las más importantes del país.

El gobierno calcula que durante el presente año 2.009 el PIB paraguayo va a caer ente un 3,8 y un 4%, debido principalmente a dos causas: la tristemente célebre crisis global y una importante caída en la producción agrícola que es el motor principal de la economía paraguaya, debida a una de las sequías más grandes de los últimos 30 años que está azotando todo el país.

El Ministro Borda recalcó varias veces durante le entrevista, como para que el pueblo paraguayo se vaya preparando a los difíciles tiempos que se avecinan, que si la actividad económica cae, y esto está fuertemente ligado a la producción agropecuaria, la consecuencia inmediata de esta situación será un aumento en los índices de pobreza, para alcanzar cifras cercanas al fatídico 40% que se vaticina.

Desde hace ya muchos años el índice de pobreza es un problema estructural de la sociedad paraguaya, habiendo alcanzado cifras similares a las que se pronostican nuevamente en el año 2.003, cuando otra sequía malogró casi la totalidad de la producción de soja del Paraguay.

En el año 2.008 se había mostrado un leve síntoma de mejoría, al caer dos puntos porcentuales hasta el 38% el índice de pobreza, pero ahora nuevamente el entorno internacional sumado a las inclemencias del clima hacen retornar los guarismos al 40%.

Aún sin contar con un extenso territorio y amplias regiones de bañados y lugares inundables, Paraguay es el sexto productor mundial de soja, el cuarto exportador en el mundo de tan importante cultivo, y uno de los más importantes proveedores de carne vacuna de la región latinoamericana, principalmente a varios de sus vecinos situados en zonas montañosas, como Perú y Ecuador.

No es difícil imaginar que el PIB paraguayo depende en gran medida, más de un 30%, en la producción agrícola ganadera.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies