General Motors readmite a más de 1.300 empleados que había despedido hace menos de 3 meses

El gigante General Motors comienza muy lentamente a recuperarse y piensa en readmitir gradualmente a algunos de los 1.350 empleados que debió despedir cuando se declaró en cesación de pagos el pasado 1º de junio.

Ante un inesperado aumento de las ventas, que se produce un mes después de que la empresa comenzara a funcionar nuevamente luego de un redimensionamiento total, las cuatro marcas que actualmente comercializa la compañía, Chevrolet, Buick, GMC y Pontiac empezaron a ser ofrecidas a los consumidores de los Estados Unidos por intermedio del famoso portal de ventas por Internet eBay.

De esta forma los directivos de GM piensan incrementar las ventas como para ir recuperando de a poco el nivel histórico de producción de las fábricas instaladas en territorio de la Unión.

Gracias a estas nuevas iniciativas de comercialización, la empresa volvió a contratar a 1.350 empleados que en su momento habían perdido su empleo y pasaron a engrosar la triste lista de los parados en los Estados Unidos, además de que otros 10.000 trabajadores que n habían sido despedidos han comenzado a recuperar gradualmente las horas extras que se dejaron sin efecto cuando en Junio GM entró en cesación de pagos.

A comienzos de 2.009 General Motors anunció que a lo largo del año muy probablemente debería prescindir de los servicios de aproximadamente 47.000 empleados, pero ahora parece que las expectativas ante un incipiente repunte del mercado a todo nivel hacen que haya previsto una subida de la producción del 35% para el trimestre Julio/Setiembre, y de alrededor del 20% para los meses de Octubre y Noviembre, en una inesperada pero muy bien recibida aceleración de la demanda de nuevos vehículos.

Si todo funciona como se espera, la recontratación de los empleados puede hacer que la Empresa saque al mercado unas 60.000 unidades más de las que tenía previsto poner a la venta en todo el territorio de los Estados Unidos para el segundo semestre de este año.

Las autoridades de la gestión de Barack Obama implementaron un nuevo plan, al que llamaron “efectivo por chatarra”, por el que se pagan entre 3.000 y 4.500 dólares por un coche antiguo al adquirir un nuevo vehículo de cualquier marca, para reactivar así el mercado automotriz.

Esta nueva iniciativa está teniendo mucho éxito y es el principal impulsor del repunte de las ventas de cero kilómetros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies