Buenas noticias para Ecuador: Las remesas subieron casi 10% en el segundo trimestre con respecto al período Enero/Marzo

Dentro de todos los inconvenientes que esta crisis económica global le viene trayendo a Ecuador como a casi todos los países de la región y el mundo, algunos parámetros importantes para su sustentabilidad económica y financiera trajeron cierto alivio.

Las remesas familiares que ingresaron al país en el segundo trimestre de este año fueron de prácticamente 610 millones de dólares, lo que representa una subida del 9,7% con respecto al período Enero/Marzo del 2.009.

Estos son datos oficiales del Banco Central de Ecuador (BCE), que en su oportunidad informó que durante el primer trimestre las remesas habían alcanzado un valor de 555 millones de dólares.

De cualquier forma se pueden considerar estas mejorías como parciales, ya que si tenemos en cuenta las variaciones interanuales, el ingreso de divisas provenientes de familiares de ecuatorianos viviendo en el exterior se contrajo un 20%, ya que en el segundo trimestre del 2.008 los ingresos por remesas fueron de 760 millones de dólares.

Los 610 millones registrados este último trimestre provienen de 1.700.000 giros u otros sistemas de envíos de ecuatorianos residentes en el extranjero, que es una cifra similar a la registrada el año pasado.

Con todos estos datos se puede inferir que el flujo total del primer semestre del 2.009 fue de 1.164 millones de dólares, casi un 21% menos que los 1.471 millones que se giraron en el 2.008.

El BCE no duda en afirmar que la variación interanual negativa del segundo trimestre se debe a los graves problemas de empleo en los Estados Unidos, donde el índice de parados que más aumentó es el de los trabajadores de origen latinoamericano y africano.

Los Estados Unidos conforman, junto con España e Italia, los tres destinos más importantes para los latinoamericanos que dejan sus naciones de origen en busca de supuestamente mejores horizontes laborales y de vida en general, cosa que hoy en día es difícil de conseguir por los efectos globalizadores negativos de la crisis.

En el resto de la Unión Europea, ningún país registró una caída en los índices de desempleo, por lo que la situación para los inmigrantes provenientes de Latinoamérica tampoco es demasiado halagüeña y por lo tanto las remesas a sus países de origen tampoco se están recuperando.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies