Los partidos del Congreso español no se ponen de acuerdo en cuanto a la subida de impuestos

La situación en el Congreso español estaba bastante confusa. No podía saberse muy bien las distintas posiciones en cuanto a las medias ya tomadas y por tomar con respecto a la marcha de la economía en esta crisis económica global.

Ahora la cosa comenzó a aclararse lentamente. Al menos en lo que se refiere a los impuestos, ya comenzaron a perfilarse claramente quiénes son las fracciones de izquierda y de derecha en sus pareceres.

El Ministro de Fomento y número dos del PSOE José Blanco presentó una iniciativa para subir los impuestos para las rentas más altas, y ya comenzaron a verse posiciones encontradas y disímiles entre los miembros del Congreso.

Blanco ratificó sus propuestas el Viernes último en Santiago de Compostela, y fracciones como IU, BNG, ERC y Nafarroa Bai se encolumnaron sin discusiones detrás de sus palabras.

En cambio el PP y CiU (Convergència i Unió) no dudaron en rechazar de plano las propuestas de subidas fiscales.

No pareció otra cosa que una amenaza las palabras del portavoz de Economía de CiU, Josep Sánchez Llibre, quien le advirtió al Gobierno de Rodríguez Zapatero que, en medio de esta crisis que afecta a todos los sectores de la economía de España, “se olvide de buscar su apoyo en los futuros proyectos económicos que lleve al Congreso si sube el impuesto a las rentas”.

Según Llibre, el Gobierno improvisa medidas propagandísticas de escaso valor como las supuestas ayudas a los desempleados, para terminar cargando todo el peso de la factura que necesita para intentar salir de esta preocupante situación en el ciudadano medio.
También el PP arreció en sus críticas. Ya a fines de Junio José María Aznar había dicho que lo único que se conseguiría con las subidas fiscales sería “más paro y más recesión”.

Ahora Cristóbal Montoro, el portavoz de economía del PP, tomó esas mismas palabras y aseguró que cualquier medida que afecte a la clase media no hará otra cosa que agudizar la espiral de la crisis.

Ambos partidos coinciden en que lo indispensable en estos momentos es una rectificación de raíz de la política económica gubernamental para crear más empleo y no para anunciar subidas de impuestos.

El Gobierno parece no querer quedar atrapado en las palabras de Blanco, ya que ninguno de sus representantes salió a defender su tesis.

Incluso el Presidente del Congreso, el socialista José Bono, dijo que hace muy poco tiempo habló con la Vicepresidenta Elena Salgado, y que la Ministra, quien es la encargada de hablar de estos temas, “en ningún momento le comentó nada sobre una posible subida fiscal a las rentas más altas”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies