Después de un año en caída, comienza a estabilizarse el PIB de las economías globales “ricas”

Las economías de los países que están más volcados y propensos a las exportaciones, con China en primer lugar y la mayoría de las naciones asiáticas muy cerca de ella, son las que están encabezando el proceso de incipiente recuperación tras la peor parte de la crisis económica global, que algunos indicios indican que podría haber comenzado a quedar atrás.

La OCDE, organización que agrupa a aquellos países que fueron en su momento considerados los más industrializados del mundo, dio a conocer cifras en estos días que incrementan el optimismo que está naciendo en la población y los gobiernos de la mayoría de las regiones del mundo.

Según cifras oficiales, el PIB de las naciones más ricas se estabilizó en el segundo trimestre de este año, después de un año de cifras en rojo y sin posibilidades de mejoría.

Por estas semanas y últimos meses es cada vez más extensa la lista de países que técnicamente salieron de la recesión.

Hay dos naciones que se destacan del resto: Japón y Corea del Sur lograron que sus economías rebotaran con fuerza debido a su tendencia exportadora y gracias también al fuerte crecimiento de China, casi un 8%, por los estímulos monetarios y fiscales aplicados por su gobierno.

En la Unión Europea, a la ya comentada y sorprendente recuperación de Alemania y Francia, también debidas en parte a las exportaciones, se suman las notables mejorías en el PIB de Grecia, Portugal, República Checa y Eslovaquia.

José Carlos Diez, el economista en jefe de Intermoney, coincide con su colega Alfredo Pastor que “a los países emergentes y a aquellos que son netamente exportadores les va a ir mucho mejor en el momento de dejar atrás la crisis que a aquellas naciones que tienen grandes déficits comerciales, como es el caso de Estados Unidos y España, por citar sólo dos ejemplos.

La gran mayoría de los organismos económicos multinacionales afirman que la salida de la recesión comenzó a buen ritmo, y algunos como el FMI y la OCDE son muy optimistas con respecto al futuro a corto y mediano plazo.

Hasta ahora también se está cumpliendo el hecho de que los países que cayeron más drásticamente por efectos de la crisis son los que se están recuperando en forma más rápida, a excepción de España.

El FMI también está de acuerdo con esta tesis, y afirma que finalmente la salida de la crisis se producirá para todos los países de la región, aunque en tiempos muy distintos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies