La reunión por la ayuda a los parados en España se retrasa unos días

Hace ya un tiempo que el Gobierno y los sindicatos tienen una reunión pendiente para analizar los mecanismos que permitan ampliar la ayuda de 420 euros que se da a los parados sin prestaciones que esta crisis global dejó de a miles en España.

La puesta en marcha de esta medida se ha caracterizado, como tantas otras que se tomaron en el transcurso de la crisis, por lo precipitado de las decisiones.

Es por eso que ahora la administración de Rodríguez Zapatero resolvió postergar hasta comienzos de la semana próxima dicha reunión, que tentativamente se llevará a cabo el lunes 31.

La intención del Ministro de Trabajo Celestino Corbacho es llegar a un acuerdo con los representantes de UGT y Comisiones Obreras para obtener mejores condiciones adicionales para poder acceder a esa ayuda de poco más de 400 euros, que por ahora sólo llega a quienes perdieron la prestación con posterioridad al 1º de Agosto.

No son pocas las críticas debido a las dilaciones que se presentan para poner definitivamente en práctica una medida tan importante y largamente esperada por los afectados por el alto nivel de desempleo en España.

Se espera que el Ministerio de Trabajo español ponga al menos en práctica su idea de retrotraer al 1º de Junio, es decir dos meses antes de la fecha inicialmente fijada como condición, la fecha a partir de la cual los parados sin protección puedan acceder a la ayuda gubernamental.

Pero los sindicatos consideran insuficiente esta medida y pretenden que la ayuda cubra a todos los parados que hayan agotado la prestación y el subsidio en el transcurso del 2.009.

Las protestas por las actuales condiciones para acceder a la ayuda son muchas, y el Gobierno, que en los últimos meses fue blanco de feroces críticas por la forma en que está manejando esta crisis global de la cual algunos países de la Eurozona ya comenzaron a salir airosos, seguramente va a intentar por todos los medios a su alcance llegar a un acuerdo con los sindicatos para modificar esta medida que entró en vigencia el pasado 17 de Agosto.

Para el PSOE el otro gran desafío, que puede llegar a ser más complicado que el acuerdo con los sindicalistas, será asegurarse el apoyo parlamentario, ya que a pesar de entrar en vigencia en el momento en que se aprueba, el real decreto ley necesita de la convalidación parlamentaria, por lo que habrá que buscar consenso en el Congreso español para que la ayuda pueda salir sin problemas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies