Brasil pudo combatir la crisis global con el 0,8% de su PIB

El gobierno de Brasil realizó gastos en medidas fiscales para poder hacer frente a la crisis económica global utilizando el equivalente al 0,8% de su PIB.

Este dato fue dado a conocer por el Ministro de Hacienda de la administración de Lula Da Silva, Guido Mantega, y es sin lugar a dudas uno de los menores porcentajes del mundo en cuanto a necesidades para combatir la crisis.

De acuerdo a los dichos del Ministro, ese porcentaje puede considerarse ínfimo si se lo compara con el debieron utilizar los países desarrollados y otros países emergentes, como es el caso de China, que debió usar el equivalente al 13% de su PIB en medidas de estímulo para combatir la grave situación originada en los Estados Unidos hace más de un año.

Mantega aseguró además que su país fue uno de los últimos en el mundo en sentir los efectos de la crisis, y se está transformando en uno de los primeros en superar las dificultades que esta debacle económica global originó.

Mantega reconoció que la administración de Lula Da Silva debió reducir su meta en cuanto al superávit fiscal primario para este año desde un originario 3,8% del PIB hasta un 2,5%, porque se aumentaron los gastos públicos en medidas de infraestructura que mantuvieron a raya el fantasma del desempleo y el aumento del número de parados hasta cifras difíciles de controlar.

El Gobierno también actuó con medidas como la reducción de impuestos sobre diferentes sectores estratégicos tales como el automotriz, los electrodomésticos y los materiales de construcción, todos ellos estratégicos en la economía brasileña debido a la cantidad de personas que utilizan los productos que se derivan de esas industrias, además del gran número de empleos que aportan al tejido social del país.

Aseguró Mantega que para el año entrante la meta de superávit fiscal volverá a ser del 3,8%, porque seguramente la economía brasileña estará nuevamente en marcha a todo ritmo.
No olvidó mencionar que el 2.010 es un año electoral, por lo cual la responsabilidad de las autoridades es todavía mayor si se tiene en cuenta que siempre en años electorales se producen situaciones conflictivas y cierto malestar social que habrá que manejar cuidadosamente junto con la recuperación económica.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies