El BCE quiere que los Bancos se comprometan más en la concesión de créditos

José Manuel González-Páramo, quien es miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), hizo unos días atrás declaraciones en las que considera que la Banca de España en particular y de toda la Eurozona en general no debería pecar de “excesiva prudencia” al momento de conceder préstamos, puesto que su función social en muy grande e importante, además de que ese mecanismo le permitiría obtener ganancias como para contribuir al mejoramiento de sus todavía maltrechas finanzas como consecuencia de la crisis económica global.

Ya pasaron casi dos años desde la explosión de la crisis de las hipotecas subprime en los Estados Unidos, que parece haber sido la campana de largada para esta tremenda crisis que cubre hoy buena parte del mundo.

A partir de allí, y en forma creciente, los Bancos entraron en una espiral de excesiva prudencia que poco ayuda a la población y a los mismos gobiernos a superar la situación.

Según González-Páramo, “no siempre es mejor ser excesivamente conservador que asumir riesgos que limiten con la imprudencia a la hora de conceder préstamos”, ya que esto puede originar, como de hecho sucedió, una grave contracción del crédito que obstaculiza la salida de la crisis.

Es por esto que el BCE fomenta a nivel regional los créditos bancarios de todo tipo, como una forma de acrecentar la capacidad económica operativa de la población y permitir así la salida de la recesión en que todavía se encuentran varios países de la Unión Europea.

Estas medidas bancarias de mantener y aún aumentar la cartera crediticia debería mantenerse como mínimo hasta fines del presente año, o tal vez hasta bien entrado el 2.010, según estimaciones del funcionario.

Tendría que ser tarea primordial de los Bancos aumentar y reforzar su base de capital para poder hacer frente a futuros aunque poco probables riesgos y para garantizar un flujo fluido de dinero en materia de préstamos ante el requerimiento de la población en general, la industria y el comercio.

En el mediano y largo plazo, muchas entidades bancarias van a tener que tomar serias medidas de reestructuración para hacer frente a las nuevas necesidades del mercado, especialmente el inmobiliario como es el caso de España, ya que este mercado además de haber sido el origen de toda la crisis global posterior es uno de los más afectados y con pronósticos de salida más dificultosos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies