Ben Bernanke cree en la recuperación, pero asegura que será muy lenta

El presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos, Ben Bernanke, no se caracteriza por la infalibilidad de sus predicciones.

Basta con recordar que hace dos años dijo en Jackson Hole que la crisis que se había desatado en su país como consecuencia de las hipotecas subprime no iba a salpicar al resto de los parámetros económicos estadounidenses, y menos aún a las economías fuera de las fronteras de la Unión.

A la vista de los acontecimientos, su falta de visión para lo que vendría puede tranquilamente calificarse como monumental.

Ahora Bernanke anticipó una lenta recuperación que puede presentar todavía algunos riesgos más o menos serios.

Los mercados financieros, que vuelven a confiar en sus vaticinios, respondieron de una manera lógica, operando al alza en todos los niveles.

Se despachó con un discurso al que llamó “reflexiones de un año en crisis”, donde habló de las lecciones aprendidas de los inconvenientes surgidos por la catástrofe económica que cubrió prácticamente todo el planeta, y no dudó en afirmar que “Salvamos al mundo de un desastre” (!!!), aunque advirtió que los retos todavía están latentes y hay que estar preparados para enfrentarlos en cuanto se presenten.

La economía global pareciera que se está estabilizando, pero aconsejó a la gente no esperar por un rápido repunte de la situación, ya que todo el andamiaje económico y financiero del mundo está “lastrado” por el problema social del desempleo.

Para seguir con sus mágicas predicciones, aseguró que el número de parados a nivel global “es todavía levemente alto, y ese es un problema que no debe dejarse de tener en cuenta”.

El presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, salió al cruce de los dichos de Bernanke, y fue algo menos optimista al afirmar que los famosos “brotes verdes” que los estadounidenses aseguran ver por todos lados están lejos de formar una alfombra lo suficientemente segura como para hablar de normalidad en la actualidad.

Todos los expertos en economía coinciden en que el crecimiento que parecería comenzar a verse en varios países se basan en programas de estímulos que no serán eternos, por lo que la “fecha de vencimiento” de la crisis aún no puede determinarse con cierta exactitud.

Habrá que esperar y rogar que esta vez Bernanke acierte en sus predicciones de bonanza en el horizonte.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies