La reunión de los ministros de economía del G-20 quiere seguir con las medidas anticrisis

Los titulares de las carteras económicas de los países que integran el G-20 se reunieron este fin de semana en Londres para tratar temas inherentes a la marcha de la crisis económica global e ir preparando la agenda para la próxima reunión de mandatarios del grupo que se llevará a cabo en Pittsbourgh, en los Estados Unidos, el 24 y 25 de setiembre próximos.

Los ministros de economía del G-20 tomaron la decisión casi unánime de mantener plenamente en vigencia el paquete de medidas contra la crisis, además de tener como otro importante tema en las deliberaciones el control sobre los sueldos de los banqueros, los que si bien concordaron que deben ser estrechamente vigilados, no pudieron consensuar un límite para sus remuneraciones.

También se pusieron de acuerdo en dar una mayor importancia a la voz de los países emergentes como India y China en el marco de las instituciones financieras internacionales como el FMI o el Banco Mundial, aunque sin dejar claramente especificado hasta dónde puede llegar de ahora en más la influencia de esas naciones en las decisiones de los organismos económicos multilaterales.

Cuando finalizó el encuentro, el ministro de finanzas británico Alistair Darling ratificó que no hubo cambios en la forma en que los países pertenecientes al grupo ven a la crisis y tratan de salir de ella.

“Seguiremos aplicando las medidas de apoyo, incluidas las políticas monetarias y fiscales que se aprobaron en la anterior reunión que también se realizó en Londres en abril pasado, hasta que la recuperación de la crisis esté totalmente garantizada”, señaló Darling.

Strauss-Kahn, el director gerente del FMI dijo a los periodistas cuando salió de las reuniones que “el mundo no está todavía fuera de la crisis, aunque ya parece verse la luz al final del túnel”. Se mostró impresionado por el grado de consenso que se logró en el cónclave, al cual calificó de “tremendamente positivo”.

El secretario del tesoro de los Estados Unidos, Timothy Geithner, volvió a mencionar los famosos “brotes verdes” a los que hace constantemente referencia la administración Obama, y pidió no olvidar los graves problemas sociales que todavía quedan por resolver, como las cuestiones relacionadas con la falta de empleo y el elevado número de parados a nivel mundial.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies