En España se está creando trabajo, pero que no siempre es útil para algo

El llamado “plan Zapatero” creó en los últimos tiempos alrededor de 400.000 puestos de trabajo por cortos períodos, y el dinero que fue a parar a las arcas de los distintos ayuntamientos colaboró en la puesta en marcha de numerosos planes de obras públicas, algunos de dudosa necesidad.

Las calles de la mayoría de los ayuntamientos están llenas de carteles que anuncian la presencia de una obra financiad por el Fondo de Inversión Local para el Empleo.

Pero junto a obras de real necesidad y valía, como por ejemplo la reparación de calzadas y aceras y la reconstrucción de escuelas o la puesta en marcha de nuevas obras de infraestructura escolar, hay otras que la actual situación de las finanzas de toda España haga que puedan ser consideradas imprescindibles sólo por dar empleo por algunos meses a determinado número de parados.

Los contratos laborales son por una duración media de un trimestre, y según el economista para España del FMI, Bob Traa, este plan no servirá demasiado para aumentar el crecimiento sostenido de la economía española.

El Fondo, que se conoce simplemente como el “plan Zapatero”, cuenta con más de 30.000 proyectos que hicieron entrar en los ayuntamientos más de 8.000 millones de euros, que es el doble del presupuesto de todos los municipios de España anuales juntos y ocupó exactamente 410.000 personas, de forma tal que el desempleo ya lleva tres meses consecutivos de caída, aunque esto parecería algo bastante artificial.

Pero el paro se convirtió en los últimos meses en un drama nacional, y hay que solucionarlo como sea.

El tema que ahora se cuestiona, más allá del innegable éxito que el plan tuvo como medida de urgencia para frenar en algo el desastre de la pérdida de trabajos, es que los municipios recibieron una cierta cantidad de dinero para hacer obras que muy posiblemente no estuviesen planeadas con la suficiente antelación y ni siquiera en muchos casos se pensaban llevar a cabo.

Pero las indicaciones del Ejecutivo fueron claras: recibirás tanta cantidad de dinero y deberás hacer obras de infraestructura pública que den empleo a la gente y frene el drama de los parados.

Ahora bien, si no tengo nada planeado justamente por falta de dinero, ¿qué hago, lo que se me ocurra, sea o no una obra necesaria?

En algunos municipios se cambiaron las luminarias de las plazas, y terminaron yendo a parar a los depósitos municipales porque no eran las adecuadas, no les gustaban a la gente o cualquier otro motivo que haga que verdaderamente se malgastó el poco dinero de que dispone la administración de Rodríguez Zapatero.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies