Moody’s cree que Brasil casi superó la crisis económica global

El Ministro de Hacienda de la República Federativa de Brasil, Guido Mantega, anunció a fines de Agosto que la firma Moody’s, una de las principales analistas financieras y de entidades privadas y gubernamentales del mundo, está pronta para concederle a su país el que se conoce como “Grado de Inversión”, lo que según sus propias palabras es una prueba de que la economía brasileña ya ha superado casi en su totalidad los efectos de la crisis económica global.

De acuerdo a la definición de la ortodoxia económica, un país con Grado de Inversión tiene más posibilidades para honrar sus comisiones financieras que otro que no lo posee.

Este anuncio de Moody’s es según Mantega de extrema importancia, ya que es una demostración cabal de cara al resto del mundo de que Brasil, superó con éxito los desafíos que se le plantearon en el transcurso de esta crisis.

Si el anuncio de Mantega se confirma, más allá de una expresión de deseos del Ministro, Moody’s habrá seguido el camino de otras calificadoras de riesgo de fama mundial, como Standar&Poor’s y Fitch, que ya a comienzos del 2.008, cuando la crisis económica global era una seria amenaza pero todavía no se había desatado con su fuerza destructiva arrasadora sobre las economías de la mayoría de los países del mundo, le habían ya otorgado a Brasil el deseado “Grado de Inversión” que es tomado mundialmente como la calificación más alta para un país en la clasificación de riesgo-país.

De acuerdo a lo que informó el ministro de economía de la administración de Lula Da Silva, Moody’s va a informar sobre la nueva y auspiciosa calificación de Brasil en el mes de septiembre próximo, lo que para Mantega es muy bueno, puesto que según él ya el país estará completamente fuera de la crisis después de haber sido sometido a una dura prueba.

Ya en el 2.008, cuando Brasil fue incluido entre los destinos más confiables del mundo para las inversiones extranjeras según las otras dos calificadoras, el Gobierno brasileño lo festejó de muy buena gana, al afirmar que se estaba reconociendo al país como una de las naciones “más serias y confiables del mundo”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies