Latinoamérica crecerá un 3% el año próximo, pero sin impacto social

Según las últimas estimaciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), después del “terremoto” de la crisis económica mundial Latinoamérica tiene previsto para el año próximo un crecimiento que oscilará en el 3%, aunque este resultado no va a tener impacto en los sectores sociales.

Estas fueron las afirmaciones de la Secretaria Ejecutiva de ese organismo Alicia Bárcena.

En una entrevista que Bárcena le concedió recientemente a la agencia Efe en San Salvador, dijo que “el año próximo habrá crecimiento, lo cual de por sí ya es una muy buena noticia, pero el tema es que ese crecimiento no alcanzará para como para tener todavía un impacto positivo y duradero en los distintos niveles sociales, sobre todo los más bajos”.

Cuando esta crisis decida abandonarnos definitivamente, la nueva realidad mundial será muy distinta a la que había en la época pre-crisis, y los gobiernos deberán tomar los recaudos necesarios como para adaptarse a ella y comenzar a convivir con lo que se podría llamar un “nuevo orden económico mundial”, comentó la Secretaria del CEPAL.

Los niveles de crecimiento, sobre todo los de los de los países más desarrollados, como los Estados Unidos, Japón y la Eurozona serán más bajos, y aquellas naciones “en vías de crecimiento”, como Brasil y algunos otros de América del Sur y la Unión Europea pueden verse beneficiados si saben actuar de acuerdo a cómo se vayan presentando las circunstancias.

En Centroamérica el impacto de la crisis y su consecuente recesión ha sido mayor por su estrecha vinculación con los Estados Unidos, y por lo tanto la recuperación será más lenta y en menores proporciones.

Otro tema de ahora inusual importancia del que habló Bárcena en la entrevista es el de las remesas en países como El Salvador y aledaños, donde representan alrededor del 20 % del PIB nacional.
Manifestó que habrá que buscar mecanismos para que el dinero proveniente de connacionales viviendo en el exterior, en países “grandes” que ahora están en serios problemas, no influya indirecta y negativamente sobre la pequeña economía de las naciones centroamericanas.

Finalmente hizo hincapié en que las exportaciones para el continente latinoamericano siempre fueron de vital importancia, y eso se verá magnificado en el futuro por lo que es indispensable que los gobiernos de la región se ocupen de políticas tendientes a colocar cada vez en mayor proporción sus productos en el exterior, sobre todo Estados Unidos, Asia y la Eurozona.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies