El gobierno de México estima que le faltarán 300.000 millones de pesos para el presupuesto del año próximo

Hace un par de semanas se llevó a cabo una importante reunión entre el Secretario de Hacienda de México, Agustín Carstens, y senadores del PAN. Luego de finalizada la misma, el coordinador del partido en el Senado, Gustavo Madero, reconoció ante la prensa que de acuerdo a o conversado en esa reunión se estima que harán falta unos 300.000 millones de pesos para hacer frente al déficit previsto para el 2.010.

Hay que recordar que por Ley, en México el presupuesto nacional para el año entrante debe ser presentado en la Cámara de Diputados con fecha límite del 8 de setiembre, por lo cual habrá que aguzar el ingenio por parte de las autoridades del ejecutivo mexicano a fin de determinar de dónde van a salir esos fondos que requiere el presupuesto, en estos tiempos en que la crisis global no hace muy fácil la obtención de divisas.

En el encuentro, Carstens reconoció que el faltante de caja para el año próximo es real y que la cifra que se maneja se asemeja bastante a la realidad mexicana de hoy en día. Ahora se están barajando todas las posibilidades que puedan solucionar el problema, que se agrava por la escasez crediticia a nivel internacional que todavía se manifiesta en muchos Bancos y que fue criticada por ejemplo por el BCE con las entidades de ese continente, y organizaciones internacionales que no quieren descapitalizarse hasta tanto no se aclare más el panorama por venir en todo el mundo financiero.

Ante el gran número de inconvenientes que esta aparente post-crisis está generando, afirmó el Secretario de Hacienda que problemas como el incremento de la pobreza en territorio mexicano no pueden ser diferidos, y que “todo el potencial al alcance del ejecutivo será prioritariamente puesto al servicio de la solución de los problemas sociales” que esta crisis produjo.

Según fuentes oficiosas que participaron de la reunión, en ella no se trataron en detalle temas como un plan de recorte de gastos estatales, ni la eventual modificación del esquema tributario para el año próximo.

Según estas mismas fuentes, Carstens le pidió a los Senadores mantener una estrecha comunicación y no dudar en solicitar una nueva reunión ante cualquier tipo de dudas, sobre todo antes del 8 de setiembre, cuando el presupuesto deba ingresar a la Cámara de Diputados como mencionábamos antes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies