Inglaterra se une a Alemania y Francia contra los beneficios excesivos de la banca

El Reino Unido quiere acercar posiciones a las ya fijadas hace unos días por Alemania y Francia acerca de los grandes Bancos del mundo, a los que los presidentes Nicolas Sarkozy y la canciller alemana Ángela Merkel consideraron “demasiado grandes para caer”.

Es por esto que el premier británico Gordon Brown quiere, junto a los líderes de los dos grandes potencias de la Eurozona llegar a la cumbre del G-20 que se llevará a cabo el 24 y 25 de este mes en Pittsburgh, en los Estados Unidos, con una declaración conjunta acerca del futuro papel de los grandes Bancos mundiales de cara a la situación generada por esta crisis económica global.

Los tres mandatarios europeos quieren limitar los generosos ingresos de los banqueros, reduciendo en buena medida los “bonus” que reciben y en los que parece estar una parte del origen de la crisis financiera mundial de los dos últimos años.

Ya hace un tiempo que Gordon Brown viene pregonando para que se implanten mecanismos que regulen las remuneraciones del sistema financiero, y ahora la posibilidad se acrecienta con el frente que parece haberse formado entre las tres naciones de la región.

Tras la reunión de los Ministros de economía en Londres a principios de setiembre, el próximo encuentro de líderes de los integrantes del G-20, que es continuación de los llevados a cabo en Washington en noviembre del 2.008 y en Londres en abril de este año, seguirá ocupándose de las acciones que deben continuar poniéndose en práctica en la lucha sin cuartel que se está librando contra los efectos de esta crisis global que echó por tierra con el orden económico y financiero del planeta.

Otra nota del mismo tenor que la primera fue suscripta por los Ministros de economía de España, Italia, Suecia, Alemania, Francia y el presidente del Eurogrupo, el luxemburgués Jean-Claude Juncker. Esta nota ratifica la de Brown, Mérkel y Sarkozy en cuanto a la no repetición de malas prácticas bancarias.

“Las entidades financieras, muchas de las cuales sobreviven gracias a la inyección masiva de dinero del erario público, están volviendo a actuar como si la crisis sólo hubiese sido un problema menor, y eso es algo que no podemos permitir que vuelva a suceder”, reza la misiva en uno de sus párrafos más destacados.

A partir de ahora, los Bancos deberán entender que ya no son los Reyes de la economía, y que desde esta crisis en adelante serán fuertemente controlados para evitar otro descalabro como el que estamos tratando de dejar atrás.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies