China y Cuba buscan estrechar sus lazos económicos con varios acuerdos

Hace apenas quince días visitó Cuba el Presidente de la Asamblea Nacional de China y número dos del Partido Comunista gobernante en el gigantesco país asiático.

Wu Bangguo se reunió en La Habana con su colega cubano, Ricardo Alarcón, con el cual llevó adelante la firma de varios acuerdos financieros y comerciales bilaterales.

También tuvo una importante reunión con el presidente cubano, Raúl Castro, reunión durante la cual manifestaron en varias oportunidades los excelentes vínculos bilaterales entre las dos naciones comunistas, según informaron fuentes oficiales ya que la mayoría de las reuniones estuvieron vedadas a la prensa internacional.

El canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla terminó al mismo tiempo una visita de tres días a China, y se reunió a su vez con el vicepresidente de ese país Yang Jiechi.

Ambos coincidieron también en la imperiosa necesidad de una mayor cooperación de “todo tipo” entre ambas naciones, cuyas relaciones se encuentran en la actualidad en un estado óptimo, quizás el mejor de toda la historia de ambos países.

Entre los acuerdos figura un nuevo crédito sin intereses del cual no se reveló la cantidad del gobierno chino a Cuba, con el fin de afrontar las necesidades básicas en medio de esta crisis global que a Cuba la ha golpeado de manera tremenda, dado que ya estaba anteriormente en una situación bastante comprometida económicamente hablando.

Además se sentaron las bases de la apertura de una línea de crédito preferencial del Fondo China-Caribe para la modernización de puertos y el mejoramiento de emisoras de radio y televisión.

El gobierno central de Pekín dará un crédito especial para la compra por parte de Cuba de 10 buques de transporte de carga a granel, y el Banco de Comercio Exterior Chino otro crédito para un ambicioso programa de producción de receptores satelitales.

Habrá también varias donaciones, incluida tecnología de punta para el Parlamento cubano.

Como se desprende de la larga lista de inversiones y donativos chinos a Cuba, se hace evidente la diferencia económica en el presente de ambos países, y más que acuerdos todo parece indicar que se trata de ayudas directas del gran Imperio chino a la pequeña isla caribeña, a la cual la unen sobre todo fuerte lazos ideológicos y una amistad de años que con el correr del tiempo se fue reforzando , haciéndose más evidente en estos tiempos de crisis mundial.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies