Por ahora España no entra en la ola de optimismo internacional para la recuperación

Un prestigioso economista europeo, Barry Eichengreen, publicó un trabajo al que llamó “Un cuento de dos Depresiones”. Allí hay gran profusión de gráficos que comparan esta actual crisis económica global con la que se produjo en los años ‘30 del siglo pasado.

Esta actual crisis ya lleva dos años de correrías por todo el mundo, y ha sepultado cíclicamente a los expertos en economía en períodos de desazón y algunos otros, los menos, de moderado optimismo.

En los últimos meses empezaron a aparecer signos de reactivación primero muy tímidamente, los famosos “brotes verdes” de los Estados Unidos, y progresivamente con mayor actitud y convencimiento.

En las últimas semanas hubo un pequeño puñado de noticias positivas que anuncian un cambio en el estado de ánimo de la economía global, del que España no es de ninguna manera un protagonista principal.

Tanto el Banco Central Europeo como la OCDE revisaron al alza en las últimas semanas el crecimiento post crisis de la Eurozona, pero para ambos organismos España es lamentablemente el “furgón de cola” en los trenes de la recuperación.

Para peor, estos datos coinciden incluso con las expectativas del propio gobierno español, que vaticina la salida de la crisis hasta un año después del resto de la región, por estar la economía de España fuertemente condicionada por la altísima tasa de paro que presenta.

A pesar de todo, también en España empiezan a verse algunos signos de mejoría. El Instituto de Crédito Oficial anunció hace poco que la confianza de los consumidores va mejorando muy lentamente y Funcas, la Fundación de Cajas de Ahorro, auguran problemas menores a los inicialmente previstos para el 2.010.

Para Elena Salgado, la vicepresidenta económica, esto fue suficiente para asegurar a quien quisiera escucharla que “estos datos hablan a las claras de una percepción de mejoría económica en España que comienza a extenderse, y no de un mero discurso gubernamental”.

Entre los logros citados por Salgado, hace mención a la subida en la venta de coches, al efecto balsámico de la sorprendente recuperación de los vecinos Francia y Alemania y a la mejoría por sexto mes consecutivo de los índices de confianza, que según ella dentro de poco se transformarán en una subida del consumo privado, con la consecuente reactivación del mercado interno español.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies