El BBVA emitirá bonos canjeables por acciones que le permitirán reforzar sus recursos en estas épocas difíciles

Las autoridades del BBVA armaron una estrategia para la emisión de una serie de bonos que cumplirán con dos premisas fundamentales: ofrecer a sus clientes un interesante producto financiero en estas épocas de crisis global y además reforzar los propios recursos de una de las instituciones bancarias más importantes de la Eurozona.

El Banco, dueño de un patrimonio cultural edilicio que se manifiesta en por ejemplo una serie de magníficas construcciones donde funcionan las sucursales en las distintas ciudades de España y que son orgullo del pueblo español, tal el caso de la sucursal emplazada en Bilbao, comunicó hace unas pocas semanas que sometió a consideración de la Comisión Nacional del Mercado de Valores una emisión de bonos que obligatoriamente deberán ser convertidos en acciones ordinarias y que irán dirigidos a sus clientes minoristas.

Estos bonos que se emitirán se convertirán en su momento en acciones del BBVA al valor de cotización que presenten las mismas en ese momento.

Esto ocurrirá en principio una vez transcurridos cinco años de la emisión. Mientras tanto, según se pudo saber a través de fuentes del Mercado generalmente bien informadas, los bonos tendrán una rentabilidad del 5% anual, la que se abonará en forma trimestral.

El importe inicial de la emisión está previsto en 1.000 millones de euros, pero ya se aclaró que en función de la demanda que se observe esta cifra puede ser ampliada en cualquier momento.

Las autoridades del Banco ya piensan en lo que seguramente es previsible, y es que la demanda sea alta dadas las favorables condiciones de la operación.

Una rentabilidad fija del 5% en momentos en que los tipos oficiales están en el orden del 1% es verdaderamente muy atractiva para el pequeño inversor, y si a esto se le suma que los bonos se transformarán en acciones a precio de mercado dentro de cinco años, pues no es mucho lo que hay que pensar.

Si desde el momento en que se poseen los bonos las acciones bajan, se recibirán más títulos, y si suben se recibirán menos, pero en cualquier caso el valor total de los títulos será equivalente a la cantidad que se invirtió inicialmente.

De esta novedosa manera, el Banco se garantiza la suscripción de una ampliación de capital a precio de mercado dentro de cinco años, reforzando además sus recursos propios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies