Para dinamizar la economía y hacer frente a la crisis, la República Dominicana reduce los tipos de interés

Las autoridades de la República Dominicana anunciaron hace un par de semanas la reducción de ciertos tipos de interés entre otras medidas de flexibilización monetaria, con el objeto de dinamizar la actividad económica en momentos claves para la marcha de las finanzas del pequeño país centroamericano, ya que se está negociando un acuerdo de contingencia con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los máximos directivos del Banco Central informaron sobre la reducción a 4% de la tasa de interés de política monetaria, conocida como Overnight, a la vez que también se aplicó un 1% de disminución a la llamada tasa Lombarda, para lograr así que las entidades financieras puedan mejorar su acceso a líneas de crédito a corto plazo.

Es importante en estos tiempos de crisis global que las negociaciones con los organismos económicos y financieros que regulan la marcha de la economía mundial vean los progresos y la predisposición de las autoridades monetarias de los países para poder avanzar en la concesión de nuevos empréstitos que permitan un razonable margen de maniobras a los gobiernos, sobre todo aquellos con economías más débiles.

Por otro lado, se tomó la decisión de suspender la colocación de certificados de inversión a través de ventanilla para el público en general y las empresas no financieras, y reducir los tipos de interés que regirán para la renovación de obligaciones ya vigentes.

Se procura así aumentar los niveles de liquidez, poniendo a disposición del mercado casi 280 millones de dólares adicionales durante el último cuatrimestre del año, calmando y estabilizando al mercado financiero.

Un documento emitido por el Banco Central de la República Dominicana explica que de esta forma se está tratando de estimular la demanda de dinero en un contexto de fuerte desaceleración de la actividad económica y bajas presiones inflacionarias.

Las nuevas disposiciones gubernamentales son coherentes con los principios del acuerdo que se negocia con el FMI, con lo cual se cree que no habría inconvenientes para recibir de parte del organismo internacional una partida de alrededor de 1.500 millones de dólares que serían usados en buena medida para reactivar la inversión pública y crear nuevas fuentes de empleo con el objeto de asegurar la paz social en medio de la crisis.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies