El Fondo Monetario Internacional teme por la caída de la inversión en los países pobres

De acuerdo a cifras dadas a conocer por el Director Gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, este año la inversión externa en los países más pobres del planeta podría llegar a sufrir una caída de alrededor del 25%, al mismo tiempo que las remesas enviadas desde el exterior se reducirían en aproximadamente un 10%.

Es así que pidió ayuda a las naciones más ricas apelando a la solidaridad internacional para que colaboren con la solución de esta afligente situación.

Strauss-Kahn pidió a los países más avanzados que ahora que está comenzando a vislumbrarse una solución para esta crisis económica global que durante casi dos años hizo temblar los cimientos financieros del mundo, no se olviden de los países del mundo en desarrollo y “echen un cable a las naciones más pobres para que salgan más rápidamente de la crisis”.

De acuerdo a las declaraciones del mandamás del FMI, los países de menor renta sufrieron mucho más de lo previsto los embates de la crisis debido a la recesión mundial generalizada a pesar de ser víctimas involuntarias de la situación y de haber llevado adelante una política económica “aceptable”.

Ahora la inversión directa del exterior en esos países podría llegar a caer un 25%, con las consecuencias lógicas de descalabro económico todavía más pronunciado.

Las remesas también caerían y hasta las exportaciones podrían disminuir en alrededor del 15%.

Strauss- Kahn dijo que prevé una recuperación gradual para el 2.010 gracias al repunte de la demanda internacional y el restablecimiento paulatino de la balanza comercial a nivel global.

Estas declaraciones fueron hechas en el marco de un discurso que el Director del FMI dio en el Centro para el Desarrollo Mundial, ante economistas de todas partes del mundo.

Sin embargo, alertó que el ritmo sostenido de la recuperación no está de ninguna forma garantizado, y las naciones más pobres del planeta podrían sufrir las consecuencias de la crisis durante años.

Es por esto que Strauss-Kahn apeló a la solidaridad mundial para que colaboren con financiación adicional a esas naciones, que las ayude a recuperarse más rápidamente y les dé un margen de maniobra razonable para poder reorganizar sus maltrechas economías.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies