La crisis sigue golpeando a las remesas que llegan a Colombia

Los colombianos que están viviendo en el exterior de su país enviaron a Colombia en el curso del primer semestre del 2.009 alrededor de 2.100 millones de dólares en concepto de remesas, lo que representa una caída de algo más del 10% comparándolas con las divisas que ingresaron al país durante el mismo período del año anterior, según datos oficiales del Banco de la República de Colombia.

La diferencia entre el dinero enviado por los trabajadores colombianos afincados en el exterior entre el 2.008 y este año fueron de 245 millones de dólares, y las causas, a poco que se investiguen, siguen siendo casi exclusivamente debidas a la continuidad en el tiempo de la crisis económica global que todavía golpea a muchos países en todo el mundo.

La principal caída de las remesas que llegan a Colombia proviene de Venezuela, que disminuyó la cantidad de dinero enviado en alrededor del 27%. Muchos trabajadores colombianos se desempeñan en empresas petroleras venezolanas, y éstas están pasando en la actualidad una situación sin precedentes.

También los Estados Unidos figuran entre el grupo de países que más disminuyeron las remesas a Colombia, con una caída del 19% al sumar en el semestre 159 millones de dólares.

Estos ingresos, según el Banco Central, representan el 2% del PIB colombiano y casi el 10% de los ingresos corrientes de la balanza de pagos.

De acuerdo al Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), los colombianos trabajando en el exterior suman en la actualidad casi 4 millones de personas, que durante el 2.008 enviaron a su país 4.842 millones de dólares, un 7,8% más que en el 2.007.

Ahora la situación se ha revertido por efectos de la crisis y las remesas vienen en caída mes a mes.

La CEPAL previó en su informe del pasado mes de abril que el 2.009 iba a encabezar una década en la que las remesas a los países latinoamericanos disminuirían en forma importante por la caída en el empleo de los latinoamericanos emigrados de sus países natales.

Esta situación parece no tener posibilidades de revertirse en el corto plazo en tanto las condiciones laborales no mejoren en casi todo el mundo, y especialmente en aquellos países que muchos colombianos eligieron para emigrar a trabajar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies