Según los banqueros brasileños, Brasil cerrará el 2.009 con crecimiento

Las apuestas indicaban que Brasil tenía grandes posibilidades de ser designada Sede de la Copa Mundial de Fútbol en el año 2.014. No se equivocaron y eso actuó a favor de la posición brasileña en todo sentido.

Es casi unánime la creencia entre los equipos económicos que asesoran a los grandes Bancos de Brasil que la economía de este gigante de Latinoamérica va a cerrar el presente año con índices de crecimiento a pesar de estar sufriendo las últimas consecuencias de la crisis económica global.

Estas previsiones, afortunadamente para los brasileños, varían a las que se realizaron hace unos cuatro meses, donde los cálculos más optimistas hablaban de una caída en la economía de algunas décimas.

Si bien el crecimiento en el 2.009 será ínfimo, ya que oscilará en el 0,01% del PIB, se espera para el año próximo una subida no menor al 4,5%, de acuerdo a las estimaciones del Banco Central Do Brasil.

Es la primera vez que consultado el sector privado bancario prevé crecimiento en su economía desde que se inició la crisis luego de la debacle inmobiliaria, entre otras, de los Estados Unidos en el 2.008.

De cualquier forma es todavía muy cambiante la opinión de los economistas, ya que los mismos que no hace siquiera un mes proyectaron una situación neutra sin crecimiento ni contracción, ahora hablan de un crecimiento moderado, cuando las variables económicas no cambiaron sustancialmente.

El ministro de Hacienda de la administración de Lula Da Silva, Guido Mantega, considera que Brasil ya superó la crisis global y cree que el desempeño de la economía de su país en lo resta del 2.009 y el 2.010 va a sorprender en medio de una todavía crítica situación económica y financiera global.

De acuerdo con datos oficiales del ministerio de hacienda, la economía de la primera potencia latinoamericana, fuertemente golpeada por la crisis y la caída de las exportaciones, acumulaba hasta que comenzó el primer semestre de este año una caída de poco más del 1,5% en comparación al mismo período del 2.008.

Pero en el segundo trimestre del 2.009 los índices mostraron una subida del PIB del 1,9% con respecto al primero, y eso modificó todas las previsiones al alza.

Como hecho anecdótico, estiman los analistas que el haber sido designado Brasil sede de la Copa Mundial de Fútbol para el año 2.014 sirvió como trampolín para el despegue definitivo de la economía brasileña.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies