El Banco Central de Holanda debió tomar el control de un pequeño Banco por insolvente

A pesar de las reticencias del directorio del Banco holandés DSB y sobre todo de su presidente, Dirk Scheringa, el Estado de Holanda, que en un principio no había querido rescatar a esta pequeña Institución e intentó que varias entidades privadas se hicieran cargo de él, finalmente y por una decisión de un juzgado económico debió hacerse cargo del DSB debido a sus graves problemas de solvencia y liquidez.

El DNB (Banco Central de Holanda) tuvo que hacerse cargo del DSB después que fracasaran las urgentes negociaciones con un grupo de entidades bancarias privadas para llevar a delante un plan de salvataje, ya que éstas consideraron que la operación era demasiado riesgosa, aún con las garantías dadas por el gobierno de Holanda.

Anteriormente a esto, ya el Estado no había querido en principio darle ayuda al DSB por considerar que el balance anual del Banco, de alrededor de 8.000 millones de euros, era demasiado pequeño como para comprometer una ayuda estatal.

De acuerdo a un comunicado que dio a conocer el DNB, el DSB sufría de una masiva fuga de capitales que ponía en serio riesgo su continuidad operativa a corto plazo.

Además, y por serios problemas de solvencia, se debió pedir que un juzgado en lo económico tomara de urgencia la decisión que finalmente entró en vigencia.

El Presidente del Banco Central holandés, Nout Wellink, informó a la prensa que en los últimos 10 días los clientes del DSB retiraron de sus cuentas más de 600 millones de euros, lo que puso a la institución en una situación insostenible.

Tanto el DNB como el Ministerio de finanzas holandés intentaron que un consorcio formado entre otros por ABN Amro, ING, Fortis Holanda y SNS se hicieran cargo del control del Banco, pero las negociaciones fracasaron por el excesivo riesgo que se debía correr en el salvataje, ya que al estudiar la cartera de clientes del DSB se observó que en parte debido a la crisis global se habían excedido los riesgos esperables al conceder créditos demasiado altos para sus posibilidades financieras.

Ahora y hasta nuevo aviso se congelaron los fondos depositados en el DSB, aunque sus titulares de cuentas podrán sacar dinero de los cajeros de otros Bancos pero sólo hasta un máximo diario de 250 euros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies