A pesar de bajar casi un 10% en agosto, la venta de casas en España sufrió su menor caída desde que se inició la crisis

Lentamente el sector inmobiliario español, uno de los parámetros principales si no el más importante de la marcha de la crisis económica global que afecta todavía a España, está dando signos de una recuperación leve pero progresiva.

De acuerdo a lo publicado hace un par de días por el INE, la compraventa de viviendas cerró agosto con una caída del 9,9%, que sin embargo es la menor cifra del desplome inmobiliario desde que comenzó esta estadística en enero del 2.008.

En abril del año pasado hubo una cifra menor, del 7%, que fue hasta ahora la única por debajo del 10%, pero ese mes estuvo condicionado por el efecto de la semana santa, que en 2.007 tuvo lugar en ese mes, y por lo tanto influyó en la comparación interanual.

Es la primera vez que el dato comparativo interanual baja de dos dígitos a pesar de haber estado en el límite.

De acuerdo al informe que la tasadora Tinsa publicó en su Índice de Mercados Inmobiliarios Españoles (IMIE), los precios de las propiedades siguen bajando, pero con menor intensidad. Las transacciones inmobiliarias parecerían haberse estabilizado en alrededor de las 35.000 operaciones mensuales.

De estas operaciones, el 55% correspondió a viviendas nuevas y el 45% restante a inmuebles usados.

Pero a pesar del freno en la caída que mostró agosto, el valor acumulado para lo que va del 2.009 sigue en valores realmente preocupantes, pues en ese período la caída fue del 31% frente a los mismos ocho meses del 2.008.

Sigue siendo un común denominador que las viviendas usadas sufren un retroceso en las transacciones superior al de las viviendas nuevas.

Éstas últimas cayeron un 6,5% en agosto en su comparación interanual con el año anterior, habiéndose producido casi 18.700 operaciones de compraventa. Pero este dato es mucho mejor que el de Julio, cuando la comparación interanual registró un descenso del 20%.

Tinsa agrega con respecto a los precios de las viviendas que los pisos nuevos también siguen frenando su caída, pues en setiembre estaban 8,3% más baratos que en setiembre del 2.008, mientras que en agosto la comparación interanual indicó una caída interanual de precios del 9%.

Todo indicaría que el mercado inmobiliario en España sigue a la baja, pero con guarismos cada vez más atenuados y mostrando un freno a la caída y la posibilidad cierta de una estabilización a no muy largo plazo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies