El Banco estadounidense Goldman Sachs cerró un tercer trimestre excelente

Cuando todavía no terminaron los efectos negativos de la tremenda crisis económica global que asoló al mundo durante muchos meses, los Bancos de los Estados Unidos dan a conocer noticias tan alejadas de la realidad que aún hoy podría esperarse que parecen salidas de un relato de suspenso de los mejores del género.

Los resultados positivos de algunos de los Bancos estadounidenses más grandes son realmente sorprendentes.

Hace un par de días, JP Morgan Chase anunció que el tercer trimestre de este año cerró para ellos con ganancias de casi 3.600 millones de dólares, lo que equivale ni más ni menos que a un 580% más que en el mismo período del año anterior.

Casi inmediatamente, el Banco de inversión Goldman Sachs, que en su momento debemos recordar que fue uno de los menos afectados por la crisis financiera que cubrió a los Estados Unidos y a prácticamente todo el mundo, comunicó a través de un informe de prensa que en ese mismo período julio/setiembre del 2.009 tuvo un beneficio neto en sus operaciones de 3.200 millones de dólares, apenas algo menos del cuádruple de lo que había ganado en el mismo lapso del año pasado.

Que la performance del Goldman Sachs es excelente nadie puede dudarlo, pero sin embargo parece no haber conformado totalmente a los más optimistas, que después del beneficio récord de 3.440 millones de dólares del segundo trimestre de este año, pensaban que la subida en el margen de ganancias iba a continuar, a pesar de haber obtenido un resultado casi igual al trimestre anterior.

Wall Street abrió estas jornadas con leves caídas a pesar de los logros del Goldman Sachs, pero en contrapartida se produjeron pérdidas importantes por los magros resultados de la finlandesa Nokia y del Citigroup, que sigue perdiendo dinero aún estando participado en un 34% por el propio gobierno de Barack Obama.

Las acciones del Citigroup cayeron 0,27 dólares por cada unidad debido a las cargas que se relacionan con el canje de acciones preferentes que están en manos del Poder Ejecutivo.

De cualquier forma, la entidad ganó 100 millones de dólares en el tercer trimestre frente a las pérdidas de más de 2.800 millones en el mismo trimestre del 2.008.

Su presidente y consejero delegado, Lloyd C. Blankfein, es optimista en cuanto al futuro del Citi, cree que el Banco ya pasó lo peor de la crisis y estima que comenzará una lenta pero firme recuperación en las próximas semanas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies