Después de un pequeño respiro, la morosidad en España vuelve a crecer

El pasado mes de Junio la morosidad que declararon los Bancos en España pareció dar un respiro al maltratado sistema financiero español.

Pero en estos últimos meses la tasa de morosos volvió a subir y se convirtió nuevamente en el principal problema de las entidades financieras.

Durante el mes de agosto esta tasa se ubicó casi en el 5%, una cifra que no se había alcanzado en los últimos trece años, desde el año 1.996 en el mes de julio.

Hay algo más de 90.000 millones de euros que el conjunto de Bancos, Cajas, Establecimientos financieros de crédito y Cooperativas ya contabilizan como de dudoso cobro, y la cifra más allá de disminuir tiende a crecer al menos en lo que resta del 2.009.

Los entendidos en el tema consideran que la suspensión de pagos de Nozar y el fin del plan E van a agravar todavía más los datos actuales.

Asimismo, estiman como causas principales de la subida de la morosidad la de por sí muy mala situación económica de la mayoría de los hogares españoles y el ya descontado por los expertos empeoramiento que va a sufrir el empleo, con la obvia repercusión en el número de parados, que sigue por las nubes.

Recién dentro de unos cuantos meses esta situación de mora comenzará a bajar, pero según declaraciones del presidente del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, el sistema financiero español está perfectamente en condiciones de hacer frente a las actuales tasas de morosidad.

Están afortunadamente lejos los tiempos de la crisis de la década de los noventa, cuando los créditos de dudoso cobro superaron con holgura el 9% del total de dinero prestado circulante.

Según los analistas del Banco de España, los datos actuales de morosidad “se condicen por completo con lo previsto, ante una economía que está cayendo alrededor de un 4% y una tasa de desempleo cada vez mayor, lo que por supuesto no ayuda a una pronta solución del problema”.

Se estima que la tasa de morosidad llegará a finales del 2.009 al 6%, y durante el 2.010 empeorará todavía más, hasta alcanzar valores claramente por encima del 7%.

Como es habitual cada vez que se dispara la tasa de morosidad, las Cajas de Ahorros son las que llevan la peor parte, pues en este caso se volcaron en el crédito al promotor inmobiliario, que es sin lugar a dudas el sector más perjudicado en esta crisis global que sigue castigando a España.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies