Si el ritmo de préstamos continúa, el Banco Mundial podría tener problemas de financiamiento

Posiblemente el mayor órgano financiero del mundo, el Banco Mundial, advirtió hace un par de semanas por intermedio de su titular Robert Zoellick, que la institución podría enfrentar hacia mediados del año entrante grandes y graves problemas de financiamiento si continúan al ritmo actual los préstamos que se están dando a los países en desarrollo, los que se encuentran en un récord histórico.

Es por eso que durante el encuentro que mantuvieron las autoridades del Banco con las del FMI en Estambul hace apenas unos días Zoellick armó estrategias para presionar a los países miembros a discutir estrategias para recaudar fondos extras que permitan la adecuada financiación del BM en estos tiempos de crisis global. Presentó propuestas propias e instó a los presentes a que sus equipos de trabajo se pongan en marcha inmediatamente para evaluar y buscar una salida al difícil presente que atraviesa el Banco por los fuertes egresos de divisas en concepto de créditos.

Durante una conferencia de prensa ante enviados de todo el mundo a cubrir la cumbre económica en la capital turca, Zoellick destacó la importancia de estas reuniones y discusiones, puesto que calificó la posición del BM a mediano plazo como “muy delicada”, con serias limitaciones para operar con normalidad.

A pesar de que el G-20 contribuyó con casi 500.000 millones de dólares para el FMI durante el pasado mes de abril, los créditos que ha debido otorgar el BM se incrementaron drásticamente a la par que las dificultades y turbulencias financieras se iban extendiendo a casi todos los países en desarrollo del mundo.

Toda esta situación tomó ribetes de gravedad cuando en la primavera europea del año pasado los países miembro del BM le pidieron que aumentase en 100.000 millones de dólares el flujo de crédito para los países en desarrollo más afectados por la crisis.

Ahora Zoellick afirma que esa “terrible” suma de dinero no alcanzó a cubrir la demanda de estos países, que no solo tuvieron que vérselas con la crisis global sino con nuevos problemas derivados por ejemplo del cambio climático que está experimentando el planeta, y que ya produjo varias catástrofes de inmensa magnitud en varias regiones del globo.

Es así que de persistir el ritmo de las demandas de créditos de los países, parece ser que al que va a tener que aplicársele un plan de salvataje es al propio Banco Mundial.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies