El turismo en España, una actividad fundamental, sigue con problemas

La cantidad de turistas extranjeros que visitaron España hasta setiembre de este año cayó casi un 10%, registrándose el ingreso de 42 millones de personas.

En el mismo período del año anterior, según datos de la Encuesta de Movimientos Turísticos en Frontera (Frontur), se había producido el ingreso de más de 46 millones de visitantes.

Estas cifras transforman al 2.009 en el peor año para los primeros nueve meses en toda la década y ubican nuevamente al movimiento turístico en los niveles del 2.004.

Esta caída se debe principalmente a la merma en las visitas provenientes del Reino Unido y Alemania, que tradicionalmente son los que más visitan suelo español.

El turismo desde el Reino Unido sufrió un descenso del 15,7%, y el de Alemania del 11,6%, lo cual repercutió negativamente en el mercado turístico español.

De cualquier forma, y a pesar de que en el año la caída muestra los preocupantes guarismos que mencionábamos, las autoridades notan una moderación del descenso de visitantes a lo largo de los meses, ya que el primer semestre del año mostró una caída del 11,4%, julio el 10,3%, agosto el 9,9,% y setiembre el 9,5%, lo cual parecería indicar que si bien los número distan de ser los deseables, la disminución en el turismo extranjero poco a poco se va morigerando.

De cualquier manera desde el 2.001, cuando comienza esta medición de los números turísticos a nivel nacional, el 2.008 había sido el primer año a la baja con un retroceso de 2,6%, y evidentemente los guarismos de este año superan por mucho esa cifra.

Las previsiones del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero a principios del 2.009, que estimaban la caída en las cifras del sector turístico para todo el año en alrededor del 10% con respecto al año anterior, parecen hasta setiembre coincidir con la realidad, lo cual habla del correcto cálculo que se realizó pero al mismo tiempo de la afligente situación turística española.

Si se tiene en cuenta la variación turística anual en las distintas comunidades españolas, la única que mostró en lo que va del 2.009 cifras al alza es la comunidad de Madrid, que incrementó sus visitantes en 445.000 personas, un 7% si se lo compara con el 2.008.

Habrá que esperar los acontecimientos de los próximos meses con la llegada del invierno para ver si estas tendencias se mantienen o comienza a revertirse el panorama en el turismo ibérico.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies