A pesar de bajar el paro en España, el empleo se sigue destruyendo

Durante el tercer trimestre de este año, que coincide con el apogeo de la temporada turística y además tuvo como condimento las obras de mayor o menor porte que se llevaron a cabo en los ayuntamientos en materia de infraestructura pública, se produjo una caída en el paro del 0,3%, lo que equivale a hablar de poco más de 14.000 desempleados menos que los que se contabilizaban a fines de Julio en España.

De cualquier manera, el total de parados pasó a ser de 4.123.300 personas y la destrucción de empleo se mantiene debido a que hay menos personas con trabajo que en el período inmediatamente anterior.

Esta muy leve caída en el paro termina con una subida consecutiva e ininterrumpida del aumento del desempleo que se venía registrando desde el tercer trimestre del año 2.007, es decir hace exactamente dos años.

Según las últimas cifras dadas a conocer por la Encuesta de Población Activa, la tasa de parados es en estos momentos del 17,93%, o sea que ha subido apenas una centésima con respecto a la última medición, y esto es una señal de que el ritmo de la subida del paro viene al parecer en una esperada desaceleración.

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, anuncia sin embargo con vistas al futuro inmediato un deterioro adicional del empleo y otra vez una subida del desempleo, y pidió reservas al analizar los datos del tercer trimestre, al recordar que históricamente este es el mejor momento del año para el empleo en España.

Si no se tiene en cuenta ese dato que a su parecer es fundamental, los datos de la caída en el número de parados podrían lamentablemente resultar sólo “un espejismo” dentro de la crisis económica propio de la época del año, donde el sector turístico hace subir de manera significativa el empleo en todo el territorio español.

Campa recordó también que la población activa se contrajo por segundo trimestre consecutivo después de ocho años de crecimiento ininterrumpido, mientras que la llamada población inactiva, la que no trabaja ni está buscando empleo, aumentó en todos los sectores, especialmente entre los extranjeros con un avance de casi el 4%, según él por el conocido “efecto desánimo” que hace que al no encontrarse empleo la gente deje de buscarlo y se aleje definitivamente del mercado laboral.

No se está realizando ningún gran descubrimiento al decir que el tema del empleo es el nudo crucial de la economía española en estos tiempos de crisis global.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies