El grupo ING se transforma para reacomodarse al nuevo escenario financiero

El grupo holandés ING se puso en marcha para redimensionarse y comenzar a dejar atrás el complicado panorama que la crisis económica global dejó en todo el sector financiero del mundo.

Anunció hace pocas horas que se va a dividir en dos para conseguir, en el plazo de cuatro años, centrar todas sus operaciones en el ámbito bancario en Europa, para lo cual deberá desprenderse en ese lapso de todos sus negocios centrados en el rubro de los seguros.

La entidad ya separó sus divisiones de banca y seguros hace unos meses, dando un aviso de sus planes, y dentro de este complejo proceso de transformación de su “modus operandi” al que llegó tras un acuerdo con la Comisión Europea, figura desprenderse de activos fuera de la Unión Europea, como es el caso de ING Direct USA, lo que se verá acompañado por una ampliación de capital de alrededor de 7.500 millones de euros.

Para poder llevar exitosamente a cabo semejante cambio en su forma de operar, los expertos economistas de ING deberán estudiar todas las variables, ya que se van a producir indefectiblemente desinversiones que incluyan salidas de las bolsas, ventas de activos y otras operaciones de este tipo.

Desde ING Direct España, la filial del grupo en territorio español, afirman que estos cambios y reestructuraciones no hacen sino reforzar las expectativas del grupo dentro de las nuevas estrategias que se han propuesto: que su principal negocio sea exclusivamente la actividad bancaria y que esta actividad tenga lugar geográficamente en el viejo continente.

Esta reestructuración ya había sido prevista por los analistas financieros, aunque se creía que no se iba a producir en tan corto tiempo, ya que se estima que con estos cambios ING podrá devolver el 50% del dinero que recibió del Estado holandés en los peores momentos de la crisis mundial, lo cual equivaldrá aproximadamente a 1.300 millones de euros.

ING tiene previsto en un futuro “alguna pequeña incursión” en otros mercados, aunque ya adelantó que el negocio bancario será el motor que moverá al grupo.

No sólo esperan incrementar las ganancias y efectividad del grupo con estas modificaciones, sino que además los directivos de ING calculan que la división que se producirá va a reducir los gastos que ahora está originando el funcionamiento del grupo en por lo menos un 30%.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies