IBM y otras empresas dan ánimo a la bolsa en los Estados Unidos

Las autoridades de International Business Machines, conocida mundialmente como IBM, dieron el O.K. para que 5.000 millones de dólares sean destinados al programa de recompra de acciones de la empresa, de las que se habían desprendido en los momentos más difíciles de la crisis económica global.

Así es como la multinacional ahora dispone de casi 10.000 millones de dólares para comenzar a capitalizarse nuevamente, en un claro síntoma de que las cosas parecen estar dando un vuelco y la situación presenta signos de mejoría, lenta pero mejoría al fin.

En Wall Street vuelven a verse caras, si no felices, al menos no “al borde de un ataque de nervios”, ya que sumada a la buena nueva de uno de los gigantes propulsores del mercado accionario de los Estados Unidos, la subida del precio del petróleo, después de varias jornadas consecutivas a la baja, hizo que también acciones como las de Chevron y Exxon Mobil se recuperasen en alrededor del 2% y cambiase el ánimo del recinto.

El consejo de administración de IBM dispuso el pago de un dividendo trimestral de 0,55 dólares por cada acción ordinaria que posean los inversionistas, el que se hará efectivo el próximo 10 de diciembre.
Según este Consejo, la Empresa distribuyó en los 6 últimos años casi 70.000 millones de dólares entre sus accionistas.

Después de sufrir durante meses los cimbronazos de la crisis global que originada en el propio Estados Unidos se propagó a todo el mundo, todo indicaría que la internacionalmente famosa IBM está recuperando su salud económica.

Las ventas globales de la Compañía cayeron en el último trimestre cerca de un 7%, pero aún así el beneficio de la Empresa subió un 14%, producto del mejoramiento de los precios internacionales de los productos tecnológicos que IBM fabrica y distribuye en todo el mundo.

Otra buena noticia para IBM es que la también muy conocida Dassault Systèmes llegó hace pocos días a un acuerdo con ella para comprar parte de su unidad de ventas y servicio técnico y apoyo al consumidor, por una cifra que ronda los 600 millones de dólares, lo que aliviará también en parte los números de la Compañía.

Para la Empresa tecnológica francesa, que se dedica a desarrollar aplicaciones que luego se usarán en la industria automotriz y aeronáutica, se trata de la mayor adquisición de su historia, lo que según los especialistas puede traducirse en un aumento lento pero progresivo en la marcha de los mercados en un futuro no muy lejano.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies