El Banco Santander, un gigante europeo, lucha por sobrellevar el temporal de la crisis

El Banco Santander es el más grande de España y de toda la Eurozona. A pesar de que no es inmune a la crisis económica global, está logrando sobrellevar los efectos de la misma gracias sobre todo a la muy buena performance que sus negocios tienen en el Reino Unido, donde incorporó al grupo a dos importantes Bancos ingleses, y a los resultados que obtuvo en Europa continental, que es la responsable de la mitad de los beneficios de la institución.

Alfredo Sáenz, el consejero delegado del Banco, afirmó que la diversificación geográfica del mismo es clave para mantener los buenos resultados que hasta el momento tuvo a pesar de la crisis, ya que de acuerdo a sus propias palabras “el mercado español es la principal amenaza para los negocios del Santander”.

Sáenz confía en que el Santander va a ganar cuota del mercado en España en los próximos años, a pesar de que el país persiste con una tasa de paro muy elevada, tiene un ritmo de recuperación demasiado lento y será probablemente el último país de la Eurozona en dejar atrás la recesión.

El Santander considera a través de los dichos de Sáenz que en el 2.010 las quiebras en España van a ser casi inexistentes, lo que va a favorecer la recuperación de todo el sistema financiero español.

Según informó en estos días a la CNMV, el Santander cerró los nueve primeros meses del año con una caída del 3% en sus beneficios, al haber aumentado su base de reservas y haber también sufrido un incremento en el índice de morosidad.

En total el aumento de las reservas del Banco aumentaron desde enero 7.200 millones de euros, un 54% más que en el mismo período del año anterior.

Para finales de este año, las autoridades del Banco esperan tener un índice de morosidad que ronde el 3,3% de sus activos, y se espera que el pico máximo de morosidad llegue para mediados del año entrante.

Más allá de los problemas lógicos que atraviesa el grupo como consecuencia de la crisis global, no quedan dudas de que el Santander emergerá de esta situación como uno de los grandes ganadores en esta crisis financiera global.

Resaltan sus directivos que mientras los ingresos continúan subiendo a un ritmo del 16%, los planes de recortes de gastos permitieron llevar éstos a la mitad, es decir al 8%, con el obvio beneficio de esta diferencia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies