Según el FMI, América Latina se recupera bien pero debe seguir con políticas prudentes

Para las autoridades del FMI, las economías de los países de Latinoamérica y el Caribe ya se encuentran en franca recuperación de la crisis económica global que los afectó al igual que al resto del mundo desde mediados del año pasado.

Pero advierten que los gobiernos de la región deben estar muy atentos y no bajar la guardia ni hacer apuestas fuera de contexto en la aplicación de políticas fiscales que deberán ser implementadas con prudencia para que el rumbo de la recuperación no se desvíe de los resultados esperados.

El Organismo Internacional presentó hace poco en la ciudad de La Paz, en Bolivia y a través de su asesor principal en el Departamento del Hemisferio Occidental Gilbert Terrier, un informe titulado “Se evitó la crisis: ¿qué sigue ahora?”.

En él afirma que la región latinoamericana sintió los efectos de la crisis sobre todo por la elevada financiación externa, la caída de las exportaciones, de las remesas y del ingreso por el turismo.

Sin embargo el comportamiento de las economías regionales en esta ocasión fue mucho mejor que en crisis anteriores, y superó incluso al de muchos países europeos y asiáticos.

Es así que las cifras del PIB de las naciones de América Latina este año van a ser negativas, pero en mucho menor medida a, por ejemplo, los países industrializados de la Unión Europea.

Ya en setiembre el FMI pronosticó que la recuperación de Latinoamérica iba a ser más rápida que en el resto del mundo, pero ahora incluso esas proyecciones pueden llegar a mejorar para la región, porque los últimos datos económicos indican que la mayoría de los países, con Brasil a la cabeza, están recuperando su nivel de crecimiento de forma más rápida a lo esperado.

Las cifras de la economía mundial en el 2.009 serán obviamente negativas, pero América Latina ya muestra una tendencia al crecimiento muy superior al de ocasiones anteriores.

También Terrier hizo hincapié en que la recuperación, si bien será bastante rápida para toda la región, va a variar mucho de un país a otro por la heterogeneidad de las economías regionales, lo cual no significa que para el 2.010 continúe habiendo naciones latinoamericanas en situación de recesión, la que ya fue superada.

La prudencia en los pasos a seguir es la clave para el despegue definitivo de las economías latinoamericanas y su alejamiento de los efectos de la crisis global.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies