En Centroamérica la crisis todavía presenta batalla

La actualidad de las ventas de todo tipo de artículos ya no es la misma que la de hace un año atrás en la mayoría de los países de Centroamérica. Tanto en Nicaragua como Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua la situación es casi idéntica.

No sólo la comercialización de vehículos que podrían ser considerados “prescindibles”, como Range Rover, Mercedes Benz, BMW o Lexus cayó a niveles menos que aceptables, sino que aún los artículos de primera necesidad para el cotidiano vivir de la ciudadanía de esos países tuvo una baja de gran magnitud como consecuencia de la recesión que produjo la crisis económica global.

Volviendo al sector automotriz, ni siquiera logran venderse vehículos pequeños, económicos, de muy bajo costo y que hasta hace un año atrás sólo eran requeridos por la gente de menor poder adquisitivo.

En todas las naciones antes mencionadas, cuyas economías dependen fuertemente de los Estados Unidos y de otras economías extranjeras, el panorama no varía sustancialmente.

La fuerte caída de las inversiones del exterior, del comercio y de las remesas familiares desde otros países provocó en buena parte de Centroamérica una contracción económica que afectó el consumo de forma más que preocupante.

Sumado a todo esto, la industria textil, que es de vital importancia en todos los países de América Central, perdió por el momento y debido a la crisis buena parte de los mercados asiáticos y de China en particular que tenía, a pesar de los tratados de libre comercio firmados en su oportunidad.

El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, dijo que el desempleo, el aumento del precio de los alimentos y una sequía que está alcanzando niveles históricos, no ayudan en nada al mejoramiento de la situación, que en algunas regiones empeora día a día.

Precisamente en Guatemala debió declararse el “estado de calamidad”, que es una medida que permite al gobierno hacer compras de alimentos en el exterior a precios muy bajos, y obtener beneficios de diversos organismos de Ayuda Internacional, como ser el Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas.

En El Salvador, el Director Ejecutivo de la Asociación Salvadoreña de Industriales dijo que hoy por hoy el consumo en su país “es prácticamente nulo”.

A pesar de que el resto de Latinoamérica y algunos países del Caribe se están recuperando de la crisis a buen ritmo, en Centroamérica los expertos consideran casi unánimemente que la crisis “va para largo”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies