Las economías de España y México tienen un mismo desafío: el empleo

En una muy reciente visita a Madrid, la presidenta del Partido Revolucionario Institucional de México (PRI), Beatriz Paredes, dijo que el presupuesto que el gobierno de México presentó hace unos días “no dejó conforme a nadie”, por lo cual se hace indispensable la revisión de las estrategias económicas a seguir en la lucha para salir de la crisis global.

Paredes participó de un encuentro que organizaron la Secretaría General Iberoamericana y la Embajada Mexicana en España.

A esta reunión también concurrieron la vicepresidenta primera del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, María Teresa Fernández de la Vega, y la gobernadora del mexicano Estado de Zacatecas, Amalia García, que no pertenece al partido de Paredes sino al Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Todos los presentes en el cónclave, sin excepción, coincidieron en que el reto más grande que tienen por delante los gobiernos español y mexicano es el que tiene que ver con la creación de empleo y la disminución consecuente del elevado número de parados en ambas naciones, que sin dudas se transformó posiblemente en el principal flagelo emergente de esta crisis económica global.

Paredes aseguró que la economía de México sólo puede mejorarse con una urgente revisión de la política fiscal de su país, y con reformas energéticas que hagan que no se deba depender más en forma exclusiva de Petróleos Mexicanos (Pemex), porque afecta mucho la capacidad productiva de la nación.

Durante el encuentro, por su parte, Fernández de la Vega defendió con “uñas y dientes” la aplicación de políticas proactivas que tengan como finalidad la creación de empleos “de calidad”, que son aquellos que se pueden obtener basándose en el conocimiento, la innovación y la investigación, según sus propias palabras.

Abogó también por la subida de impuestos, afirmando que es un ajuste válido para salir de la crisis y que propone un esfuerzo colectivo a toda la población según sus ingresos y necesidades, lo que es algo que la “gran mayoría de la gente comprende y apoya”.

Al terminar el encuentro, Paredes no quiso responder acerca de si el presidente Calderón tiene las soluciones a los problemas que mantienen a México si poder emerger de la crisis como la mayoría de los países latinoamericanos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies