Como otras compañías aéreas, BA sube por la crisis el recorte de personal y piensa en fusiones

La compañía aérea inglesa British Airways informó hace un par de días que durante el primer semestre fiscal de este año, que terminó el 30 de setiembre, acumuló una pérdida neta récord de 238 millones de euros, y al mismo tiempo confirmó que las conversaciones con Iberia siguen adelante con vistas a una posible futura fusión.

Como para hacer más dura y desalentadora la noticia de la línea británica, sus directivos adelantaron también que deberán prescindir de alrededor de 3.000 empleados antes de junio próximo, los que sumados a los 1.900 que ya fueron dejados sin empleo totalizan la alarmante suma de 4.900 nuevos parados.

Hasta ahora la gran mayoría de los despedidos trabajaban en las oficinas y bases del Reino Unido, pero desde ahora se comenzará a despedir gente de las delegaciones que la compañía tiene en el resto del mundo.

Al momento de darse a conocer estos resultados operativos de BA, se han disparado las acciones de Iberia, su posible socio, que a media sesión del día posterior al anuncio subían un 5% en medio de una rueda de negocios signada por la mediocridad y el estancamiento, colocándose de esta forma al frente de las ganancias del Ibex.

BA, la tercera aerolínea de Europa en volumen de pasajeros, envió a la Bolsa de Londres un comunicado en el que explica su actual situación, que contrasta por completo con las pérdidas de algo menos de 53 millones de euros que la compañía tuvo en el mismo período del año anterior.

Al efectuar declaraciones a la BBC y referirse a Iberia, el consejero delegado de British Airways, Willie Walsh , no quiso dar ningún tipo de detalles sobre las conversaciones existentes, y sobre todo a la pregunta acerca de si BA va a llevar su sede central a España en caso de producirse la fusión entre ambas aerolíneas.

En medio todavía de los efectos de la crisis económica global, aún para los directivos de ambas compañías son más los interrogantes que las certidumbres, aunque el directivo inglés afirmó que la relación con el nuevo equipo de gestión de la compañía aérea de bandera española es “muy buena”.

Lo cierto es que en medio de una crisis generalizada para prácticamente todas las líneas aéreas del mundo, BA deberá continuar con un plan agresivo de reducción de costes, mientras aguarda por el futuro de la compañía, en soledad o fusionada con otra de las grandes líneas del planeta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies