Las centrales obreras españolas negociarán reformas laborales bajo ciertas condiciones

CCOO y UGT declararon hacia fines de la semana pasada que ambos están dispuestos a sentarse a la mesa de reuniones para abordar los términos de una reforma laboral, sólo en caso de que la CEOE dé un primer paso y facilite el camino para que pueda destrabarse la negociación colectiva.

Esto fue anunciado por los secretarios generales de ambas entidades, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez.

Esta semana podría ser crucial para las negociaciones, que sin embargo no tienen al parecer como fin prioritario la creación de empleo en España, por lo cual no se sabe muy bien cuáles serían los aspectos que entrarían en el debate.

Toxo dijo al momento de presentar un documento que contenía propuestas sindicales sobre el empleo, los salarios y el margen de excedentes empresariales que “eventuales reformas laborales podrían ser valoradas”, pero si antes se logra un acuerdo de negociación colectiva.

Sólo así el dirigente de CCOO consideró posible recuperar el diálogo social tripartito, incluyendo en las conversaciones al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, para poder lograr las bases que en cierta forma “refunden” el mercado laboral español, casi en ruinas por la crisis económica global de la que el país no logra recuperarse al ritmo deseado y necesario.

Al ser consultados sobre la negociación colectiva, tanto Toxo como Méndez afirmaron que es muy probable que en la semana que está comenzando o a más tardar en la siguiente se logre firmar un acuerdo con CEOE-Cepryme para desbloquear ese espinoso tema y poder negociar una solución de carácter plurianual, que cubriría el período 2.010/2.012.

No es esta la primera vez que se intenta destrabar las negociaciones, pero ahora los líderes sindicales manifestaron que están dispuestos a incluir la modulación de los salarios al ciclo económico empresarial, si a cambio se logra sentar las bases acerca del mantenimiento y la calidad del empleo en estos momentos de crisis e incertidumbre laboral, además de exigir la moderación de los beneficios empresariales y la reinversión de éstos en mejorar el tejido productivo de España.

Estos acuerdos presentarían varias similitudes con los alcanzados en la función pública para garantizar el poder adquisitivo de los empleados durante todo el período que dure dicho acuerdo en el marco de esta crisis que hace necesario rever a cada momento los pasos a seguir.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies