Finalmente, Iberia y British Airways le dan forma a su fusión

Después de una gran cantidad de trascendidos que habían ganado a la opinión pública de ambos países en los últimos días, se reunieron hace pocas horas los consejos de administración de las compañías aéreas Iberia y British Airways con el objeto de aprobar el acuerdo de fusión entre ambas.

Luego de esta decisión se ha formado la quinta mayor aerolínea a nivel mundial por cantidad de ingresos, con unos 15.000 millones de eutos al año, y la tercera en territorio europeo, por detrás de Air France-KLM y Lufthansa.

Esta nueva compañía anglo española que ha visto la luz del Sol va a ser la primera a nivel europeo por su flota y la segunda por el volumen de pasajeros.

Todas estas novedades se producen después de más de un año de intensas negociaciones, crisis económica global de por medio, e incluye el cambio del presidente de Iberia en medio de las tratativas.

En la conformación del nuevo paquete accionario, Caja Madrid será la primera accionista del grupo, con casi el 12% del total del capital, y la ecuación de canje en principio supondrá una prima a favor de Iberia del 10%.

Ahora queda por delante el duro trabajo de organizar el funcionamiento de la nueva mega aerolínea en todos sus aspectos administrativos y operacionales.

En principio, en Londres funcionará la sede financiera y operativa, mientras en Madrid lo hará la sede social, legal y fiscal. En la capital española es donde se llevarán a cabo todos los consejos y juntas de accionistas.

El actual presidente de Iberia, Antonio Vázquez va a ser el presidente no ejecutivo del nuevo holding, mientras que el consejero delegado de BA, Willie Walsh, mantendrá su cargo en la nueva compañía.

Los aviones de las dos empresas seguirán volando con sus marcas identificatorias, y en el flamante consejo de administración que nació “bajo las alas” de la nueva línea aérea tanto Iberia como BA tendrán igual número de representantes, siete por cada lado. Pero a su vez cada una de ellas por separado seguirá manteniendo un consejo de administración propio de nueve miembros cada uno.

La nueva empresa creada en medio de una crisis sin precedentes en la actividad de la aviación comercial con el objeto de optimizar gastos y poder mantener operativamente a estas dos inmensas compañías aéreas, tendrá por el momento el nombre de TopCo, y en ella los accionistas de BA recibirán una acción por cada una que posean de la anterior, y los de Iberia van a recibir 1,0205 por cada acción en su poder.

Al parecer se ha echado a volar un nuevo gigante en los cielos del mundo de las comunicaciones y los viajes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies