Al parecer Japón ya se está olvidando de la recesión

En el tercer trimestre de este 2.009, de acuerdo a datos oficiales del gobierno de Japón, el PIB de una de las grandes potencias asiáticas creció 1,2%, en el que es el segundo avance consecutivo después de que el país sufriera seguramente la recesión más grande de que se tenga memoria desde la segunda guerra mundial por efectos de la crisis económica global.

Si la medición se efectúa en forma anualizada, la subida en el PIB es del 4,8%, una cifra que no se alcanzaba desde el año 2.007.

Ya en el segundo trimestre del año se vislumbraba que la economía japonesa estaba saliendo de la crisis, pues los números oficiales dieron también en ese momento un crecimiento del 2,3%

Dos trimestres consecutivos al alza realmente constituyen una excelente noticia para Japón, que durante los meses más álgidos de la crisis fue uno de los países más castigados por la recesión económica que se produjo a nivel global.

El gobierno japonés había pronosticado en su momento, con cifras que fueron tildadas como “excesivamente optimistas” por la oposición, un crecimiento de entre el 2,2 y el 2,7% interanual. Ahora se ve que esos pronósticos no sólo se cumplieron, sino que lo hicieron con creces.

Pero el poder ejecutivo quiere advertir a la población y al resto del espectro político de su país que no todas son flores en el horizonte japonés, y que todavía sobrevuelas el cielo nipón varias amenazas que hay que enfrentar para asegurar el futuro económico de la nación.

Entre estos frentes de conflictos se destacan la ya lamentablemente instalada deflación, y la existencia de un mercado laboral muy endeble y que no todavía no logró reponerse de la crisis, dado el alto número de parados que aún hay en territorio japonés.

El viceprimer ministro Naoto Kan, actuando como portavoz del gobierno, indicó que se están implementando nuevos planes para fortalecer el área social del gobierno, y que es decisión del mismo mantener las políticas de estímulo sin fecha de caducidad para apuntalar la recuperación económica y laboral.

El mercado interno japonés creció casi 1% en relación al trimestre anterior, lo cual fue un poderoso motor para la recuperación, y la demanda externa de productos manufacturados japoneses lo hizo en un 0,4%.

El consumo privado, que es casi el 60% del PIB de Japón, aumentó un 0,7% respecto al trimestre abril/junio, que en realidad es el segundo del año fiscal nipón, pues éste va de marzo de cada año a febrero del año entrante.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies