Para la OCDE, España puede retrasarse en su proceso de salida de la crisis

Hay que tres organismos a nivel internacional que se encargan, entre otras cosas, de las previsiones acerca de las principales economías del mundo.

Y tanto la OCDE como el FMI y la Comisión Europea coinciden en las perspectivas para la recuperación de España de esta crisis económica global que en algunos países se sigue haciendo sentir con fuerza: para los españoles esta recuperación va a ser más lenta y con mayores altibajos que para la gran mayoría de las naciones del mundo.

El primero de los organismos, dirigido por Ángel Gurría, hace previsiones y cree que la economía española es muy probable que sea la única entre las grandes economías desarrolladas que durante el 2.010 tenga un PIB que no sólo no se estabilice sino que continúe retrocediendo, con una caída de alrededor del 0,3%.

Además, en 2011 será la que menos crezca de todos los países desarrollados. La OCDE cree que «el planeado endurecimiento de la política fiscal debe retrasarse a 2011 para permitir a la economía recuperarse con más firmeza».

Pero a pesar de lo duro que pueden sonar estas afirmaciones para los españoles, tanto pueblo como gobierno, lo concreto es que estas nuevas previsiones en realidad mejoran las anteriores, ya que hace no más de cinco meses la OCDE afirmaba que el PIB de España iba a sufrir un retroceso del 4,2% en este año, y para el año entrante las previsiones se situaban en torno a una caída del 0,9%.

En esos momentos, la vicepresidenta económica del gobierno de Rodríguez Zapatero, Elena Salgado, que recién se había hecho cargo de sus nuevas funciones, aseguraba a quien quisiera escucharla que “nuestras previsiones son mejores, más ajustadas a la realidad que presenta la economía española”. Y parece que tanto no se equivocaba.

Los nuevos datos que brindó la OCDE hablan de una caída del PIB de 3,6% para este año y el ya mencionado 0,3% de retroceso para el próximo.

El problema de la posible imprevisión de la administración Zapatero se muestra en los cálculos para el 2.011, donde la OCDE considera que el PIB español crecerá alrededor del 0,9%, paro las autoridades españolas todavía no dieron a conocer ningún pronóstico, ya sea porque simplemente no lo tienen o porque la cifra que imaginan no es todo lo favorable que esperan.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies