Para Jean Claude Trichet, las reformas en España no pueden esperar

Jean Claude Trichet, el presidente del Banco Central Europeo, visitó España hace apenas unas horas.

En todas las opiniones que debió dar en su visita coincidió en asegurar que es absolutamente necesario hacer cambios estructurales y de forma en el lapso más corto posible, de forma tal de sentar las bases que se consideran necesarias para reactivar cuanto antes la economía española.

Opina el banquero francés que estas reformas a las que alude no se pueden evitar ni postergar, por lo que no hay motivos válidos para no implementarlas cuanto antes.

En Madrid dio un discurso en un evento cuyo organizador fue la Autoridad de los Mercados Financieros, en el que hizo referencia al mercado laboral español, asegurando que en esta crisis económica global que se abatió y aún se siente en España, el mayor peso cayó sobre los trabajadores temporales, cosa que deberá ser corregida a la brevedad, a la vez que a su juicio se deben flexibilizar en el futuro las conversaciones salariales, haciéndolas más amplias y participativas.

A su vez aprovechó la ocasión para pedir indirectamente a la administración de Rodríguez Zapatero una mayor inversión en materia educativa y de formación laboral, como así también una reforma estructural en los servicios, con lo que el gobierno podría conseguir una buena ayuda para la recuperación y para contener los incrementos de precios desmesurados.

En otro orden de cosas, el gobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez informó ante el Senado español que el déficit del Estado, que seguramente cerrará el año próximo en una cifra cercana al 10% del PIB, es por “motivos estructurales”, por lo cual no es correcto creer que a medida que la economía recupere el crecimiento este déficit vaya a disminuir.

Insistió en la necesidad de reformar el mercado laboral, un tema que parece a todas luces ser el nudo de la cuestión en estos momentos en España, e hizo hincapié en flexibilizar la contratación de nuevos empleos y dar mayor margen de maniobra a los convenios colectivos laborales.

Ante la mirada desconcertada de los miembros de la Comisión de Presupuestos del Senado, Fernández Ordóñez no dudó en calificar que pese a los problemas que presentan, las entidades españolas están en general en una situación llevadera, puesto que las reglas de valoración de la entidad que preside es “de las más estrictas del mundo”.

El correr de los meses dirá si afortunadamente los dichos del gobernador del Banco de España son correctos, por el bien de todos los españoles.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies