En los diez primeros meses del año el gobierno español licitó un 35% menos de obras públicas que en el mismo período del 2.008

Desde que comenzó la crisis económica global, la administración de José Luis Rodríguez Zapatero puso como eje central en su lucha contra el desempleo la obra pública, que en estos meses fue la forma más rápida y sencilla de que muchos españoles consiguieran un empleo para poder subsistir en esta crisis.

Lo concreto es que de acuerdo a datos que publicó hace unos días la asociación de las grandes constructoras, Seopan, el gobierno central licitó en los diez primeros meses del año obras por algo más de 8.000 millones de euros. Y esa cifra es significativamente menor a la de igual período del año anterior, en particular un 36,2% inferior.

Para los gobiernos autonómicos, en los cuales la obra pública es todavía más importante, ya que la capacidad de maniobra para generar nuevos emprendimientos laborales es todavía menor, la caída fue mucho menor, puesto que bajó un 7% para situarse en los 10.390 millones de euros.

Y los ayuntamientos aumentaron sus licitaciones un 70%, hasta alcanzar los 13.810 millones de la moneda común europea.
Este inusual impulso se debió a los 8.000 millones de euros que las corporaciones regionales recibieron del gobierno central como un fondo de inversión municipal.

El comportamiento de los distintos Ministerios fue dispar en cuanto a las cifras que se manejaron en materia de obras públicas.

El principal organismo dedicado a la licitación del gobierno, es decir el Ministerio de Fomento, hizo entre enero y octubre de este año un recorte del 47% del importe de las obras sacadas a concurso, puesto que éstas cayeron hasta los 5.555 millones de euros, pero en contrapartida el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino licitó en ese mismo período un 20% que doce meses antes, al llegar a los 1.184 millones de euros.

En el Departamento que está a cargo de José Blanco mencionan los 2.756 millones de euros que licitó el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, un 21% menos que el 2.008, al tiempo que la Dirección General de Carreteras licitó poco menos de 700 millones de euros, una caída del 71% comparado en forma interanual.

Si la hace la comparación por administraciones autonómicas, algunas crecieron como Baleares, Murcia y Navarra, y otras redujeron sus inversiones de manera drástica, como Galicia, Catalunya y la Comunidad Valenciana.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies