¿Ahora el problema viene por el lado árabe?

Así como hace dos años la crisis inmobiliaria en los Estados Unidos desató una crisis económica y financiera global de la que no había precedentes en el mundo, ahora parece que la situación en Dubai está comenzando a alarmar al mundo.

Hace pocos años mucha gente comenzó a invertir en urbanizaciones en los Emiratos Árabes. La gente hacía cola frente a las inmobiliarias y poco importaba si los edificios existían, si los planos estaban hechos y los antecedentes de las Empresas constructoras.

En el mismo momento en que alguien firmaba el contrato de compra de una propiedad, ya encontraba alguna persona que le ofrecería un 10% más de lo que había pagado.

Pero lo concreto es que habiendo pagado la mayoría de la gente cerca del 80% el valor de la propiedad que adquirieron, se encuentran con que ni siquiera los cimientos de los edificios han sido colocados en su lugar.

Nadie buscaba especular, pues la mayoría de los compradores eran de países vecinos como Irak, que estaban y están en serios problemas, y la meta de casi todos era encontrar refugio para las familias y su dinero en caso de que las cosas se pusieran todavía peor en sus países de origen.

Ahora, cuando a fines del 2.008 muchos regresaron a Dubai para ver cómo marchaba la edificación de sus nuevas viviendas, en la mayoría de los casos se encontraron sólo con inmensas cantidades de arena.

Esto le ha ocurrido a decenas de miles de inversores y profesionales de todas partes del mundo que creyeron encontrar en los Emiratos Árabes la salvación para el futuro de su dinero.

Todos se sintieron atraídos por los beneficios que brindaba un emirato que treinta años atrás costaba encontrarlo en el mapa.

Dubai es el más dinámico de los siete Estados que forman los Emiratos Árabes Unidos (EAU), y hoy en día se lo conoce en el mundo por tener el edificio más alto del planeta, el hotel con más estrellas, una pista de esquí en el desierto, y probablemente en poco tiempo pase también a ser conocido por el triste hecho de haber llevado adelante la estafa inmobiliaria más importante de los últimos tiempos.

Sólo debemos esperar que esta nueva especie de burbuja inmobiliaria no desencadene una situación como la que se está todavía viviendo a nivel global.

Sería verdaderamente demasiado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies