Air Comet continúa con conflictos salariales con sus empleados

Con sólo hacer un poco de memoria, recordaremos que ya a principios de Agosto comentábamos a cerca de los graves problemas que algunas líneas aéreas de España, en especial Spanair y Air Comet, tenían con sus empleados por motivos salariales, en pleno auge de la temporada veraniega y con la crisis económica global haciendo de las suyas.

Air Comet conecta Madrid con algunas de las principales capitales de Latinoamérica, y sus trabajadores convocaron nuevamente a la huelga ante la falta de pago de sus salarios de los 640 trabajadores que forman su plantilla.

De cualquier forma la aerolínea mantiene en vigencia los seis vuelos diarios hacia América Latina, pese a la convocatoria de huelga de los trabajadores, que durará en principio hasta el próximo viernes.

Parece que, ya cansados de las promesas no cumplidas por parte de las autoridades de la Empresa, los trabajadores ahora exigen el pago “completo e inmediato” de los haberes atrasados, que en algunos casos se acumulas desde el mes de junio, es decir de hace “apenas” 6 meses.

Luego de esta huelga, ya los sindicatos advirtieron que la prosecución de la lucha se va a hacer sentir en forma total, con la paralización de todos los servicios por tiempo indefinido a partir del próximo martes 8 de diciembre.

Por ahora y de acuerdo a lo que estipula el Ministerio de Fomento, el 75% de los empleados deberán por ley hacer frente a los servicios mínimos. Esto ya fue confirmado por los sindicatos que se encuentran formando parte del conflicto, CGT, UGT, USO, STAVLA y SEPLA.

Pero los sindicalistas denunciaron que teniendo en cuenta que por estos días la media de vuelos que realmente opera la compañía es de dos diarios, cubrir el 75% del servicio tal como pide y exige el Ministerio de Fomento supone que en la práctica se deberán mantener todos los vuelos operativos.

Según los mismos sindicatos, “el personal de vuelo será el que se verá más afectado, ya que a pesar de estar en huelga deberá presentarse todos los días a sus puestos de trabajo para cumplir con sus funciones”.

De cualquier forma se descartan grandes atrasos en los vuelos programados y un sinfín de inconvenientes para los pasajeros que deban trasladarse por esta aerolínea.

La aerolínea, de propiedad del Grupo Marsans, ya recibió varias ofertas de compra, pero hasta el momento no parece haber tomado ninguna determinación, mientras el conflicto se agrava y se prolonga en el tiempo, con los contratiempos que esto conlleva sobre todo para los trabajadores.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies