En Estados Unidos el desempleo está frenando de forma drástica

En el mes de noviembre casi no se destruyó empleo en los Estados Unidos, baste con comparar los 11.000 puestos no agrícolas declarados oficialmente frente a la media de 135.000 que se había constatado en el trimestre previo.

Por esta razón la tasa de parados cedió 0,2%, situándose en exactamente el 10%, lo cual es clara señal de que la severa contracción laboral que asoló el país en casi los dos últimos años, el momento de pleno auge de la crisis económica global está cediendo de manera lenta pero firme.

No obstante, los analistas todavía son cautos y esperan para ver si esta vez los “brotes verdes” logran sobrevivir a los embates de los coletazos de la crisis y seguir su camino para germinar por completo y florecer, como todo el mundo espera.

Insisten en que los datos de las últimas semanas son demasiado buenos como para ser completamente ciertos y es por esto que muchos aseguran que aún puede producirse un mayor deterioro del mercado laboral estadounidense.

Por lo pronto Wall Street dio crédito a los síntomas de mejoría que se echaron a volar, ya que a media sesión de fines de la pasada semana se registraba una subida generalizada de algo más del 1%.

El dólar también reaccionó en forma positiva, y ante la revisión a la baja de los datos de destrucción de empleo de setiembre y octubre, todos los parámetros financieros reaccionaron en forma positiva.
Al parecer, y como en casi todos los órdenes de la vida, los estímulos positivos obran milagros a la hora de mejorar la situación.

En todos los ámbitos de los Estados Unidos se preguntan si esto, en “una gran Nación acostumbrada a los milagros”, no es otra cosa que un regalo de Navidad anticipado de la administración de Barack Obama.

Pero tanto en el Tesoro de los Estados Unidos como en la Reserva Federal, saben que el paro va a volver a subir cerca de dos puntos antes de mostrar signos de estabilidad.

Desde que en diciembre de 2.007 comenzó realmente la recesión en los Estados Unidos, se perdieron más de 7 millones de empleos, el total de parados llega a los 15,4 millones de personas y de éstos casi 6 millones de personas son desempleados de larga data.

Es mucho todavía lo que hay que hacer para remontar una situación tan complicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies