En el Reino Unido la destrucción de empleo está desacelerando

Cuando se quiere ver el lado bueno de las cosas, no hay forma de echar por tierra los puntos de vista optimistas.

En el Reino Unido el paro volvió a subir en el tercer trimestre de este año, con un número de nuevos desocupados que superó en poco a las 30.000 personas, y alcanzó un total de 2.460.000 ex trabajadores.

Pero observando la botella desde el lado lleno, esta cifra de nuevos parados ha sido la más baja para un mes determinado desde la primavera del 2.008.

Estos datos oficiales fueron dados a conocer por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS en su denominación inglesa), y se sitúan por debajo de las previsiones gubernamentales y reafirman la teoría de que la mayor parte del ajuste de empleo que fue necesario realizar por la crisis económica global ya se superó.

El actual número de parados equivales al 7,8% de la fuerza laboral del país, según cálculos de la propias ONS.

Para los expertos británicos en cuestiones laborales, la razón de esta esperada mejoría es sobre todo el hecho de que aquellos trabajadores con empleo a tiempo completo que en su momento perdieron sus empleos, finalmente optaron por comenzar a trabajar aceptando contratos a tiempo parcial, de los abundan un poco más y si bien no brindan un ingreso como el de trabajar todo el día, les permite a más británicos acceder a alguna fuente de ingresos con la que puedan ir llevando adelante los tramos finales, así esperan todos, de la crisis.

Por el lado negativo de la cuestión, los jóvenes de entre 16 y 24 años que se encuentran sin empleo llegan a 943.000 personas, lo que representa casi el 20% de la fuerza laboral para ese sector etario.
Las previsiones apuntan a que durante el transcurso del año próximo, esta franja de jóvenes trabajadores parados alcanzará las 3.000.000 de personas.

Por último, de acuerdo a datos gubernamentales la cantidad de personas que en la actualidad continúan recibiendo el subsidio por desempleo también tuvo una subida de 12.900 nuevos parados durante el pasado mes de octubre, hasta llegar a los 1.640.000 parados. Esta cifra en términos absolutos no parece preocupante si no se tiene en cuenta que es el vigésimo mes consecutivo de incremento.

La crisis parece estar cediendo, pero no parece dispuesta a declararse vencida sin brindar hasta la última batalla.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies