El primer trimestre del 2.009 Latinoamérica perdió un millón de empleos

Durante el primer trimestre del 2.009, posiblemente el peor de la crisis global, Latinoamérica en su conjunto debió resignar un millón de empleos.

Así lo certifica un informe sobre el empleo en el mundo en el curso del presente año que publicó hace unos días la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El informe se realizó con datos que aportaron Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Jamaica, México, Perú y Venezuela.

Los dos países que perdieron más puestos de trabajo son los que pueden ser considerados las dos potencias de la región, Brasil con 490.000 empleos perdidos y Argentina con 140.000. Ambos datos corresponden en realidad no al primer trimestre sino al primer semestre de este año.

Pero Brasil, por ejemplo, en el curso del tercer trimestre pudo frenar la caída y recuperarse en muy buena forma, al dar nuevo empleo a 417.000 personas.

Los mayores países de la región, según el informe, están volviendo a crear empleo (Brasil, Argentina, Chile, Venezuela y Colombia), pero aún así los expertos de la OIT no creen que América Latina vuelva a tener el nivel de empleo previo a la crisis hasta fines del año próximo.

Entonces los mismos expertos les están sugiriendo a todos los gobiernos de la región que por el momento es inaceptable retirar los paquetes de ayuda y las medidas fiscales de contingencia, e inclusive insisten en la necesidad de profundizar los programas de seguridad social, a los que consideran imprescindibles en tiempos de crisis o post crisis inmediata.

La OIT explica en su informe que en América Latina sólo poco más del 40% de los países de la región tienen ya implementados sistemas de protección social que abarquen a los trabajadores que se desempeñan en el sector informal, que en la región son muchísimos.

Aún si hablamos de países donde la cobertura social para los trabajadores de tiempo completo, como puede ser el caso de Costa Rica, Chile o Uruguay es muy elevada, de más del 80%, las provisiones que toman para los trabajadores informales llegan a cubrir a menos de la mitad de los que las necesitan.

Para tener una idea de lo que deberían ser las prestaciones de salud, en los países más ricos los trabajadores en contacto permanente con Carbono debido a su uso en la industria siderúrgica son casi el 60% del total de la población activa, mientras en los más pobres alcanza al 33%.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies