El presidente Barack Obama sigue proponiendo y llevando a cabo medidas en la lucha contra el desempleo

El primer mandatario de los Estados Unidos, Barack Obama, está empeñado en una dura batalla contra el desempleo que en la actualidad afecta a un porcentaje bastante mayor del habitual en el pueblo estadounidense.

Obama “aterrizó” en la Casa Blanca en medio de la crisis económica global que se inició en su propio país, y desde entonces sus desvelos han ido a parar sobre todo a evitar el aumento del número de parados, manteniendo el desempleo a raya tanto como sea posible.

En un discurso que pronunció hace apenas unos días en Washington, el mandatario de los Estados Unidos anunció a la prensa y al público en general que en pocos días va a presentar un plan de nuevas medidas para continuar impulsando hacia la recuperación total a la economía estadounidense y continuar combatiendo la crisis que desde su llegada a la presidencia sólo le ha traído problemas y dolores de cabeza, minando su gestión y erosionando como nunca antes en toda su carrera política sus índices de popularidad.

Ya en varias oportunidades Obama hizo anuncios de similar calibre, afirmando que va a potenciar la inversión en nuevas obras de infraestructura, que es lo mismo que decir destinar grandes sumas de dinero a aumentar el gasto público, que fomentará la contratación de nuevos empleados por parte de pequeñas y medianas empresas, y que además va a premiar de manera muy especial todas aquellas construcciones de edificaciones que sean sostenibles desde el punto de vista de la eficiencia energética, con lo cual se terminarían matando dos pájaros de un tiro, la falta de empleo y el ahorro de energía no renovable.

Haciendo alusión a famosas historietas de “westerns” estadounidenses, Obama aseguró que en estos momentos “no creo que haya una bala de plata, un plan, un discurso o un fragmento de legislación que por sí solos pueda resolver los problemas de dos dígitos que hoy presenta el desempleo en nuestro país”.

Finalmente se refirió al inusual déficit que presenta la Casa Blanca. Dijo que es también “un serio problema” pero que éste recién va a ser abordado en una segunda etapa del plan, con nuevos planes de estímulo.

Ya dijimos que en noviembre la tasa de parados bajó en Estados Unidos al 10%, pero la economía continúa siendo delicada y mantiene en vilo a todos los habitantes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies